BBVA ha retrocedido un 2,06% en la sesión bursátil de hoy, después de que la entidad haya presentado sus resultados correspondientes a 2021, cuando el banco obtuvo un beneficio atribuido de 4.653 millones, una cifra 3,6 veces superior a los 1.305 millones de euros logrados un año antes.

Se ha desmarcado así del resto de la banca del Ibex 35, que ha alcanzado revalorizaciones de casi el 6% en el caso de Banco Sabadell o del 5,5% de CaixaBank.

Estas subidas en el sector bancario se han producido después de que la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, haya dejado la puerta abierta a que los tipos de interés suban en 2022 en respuesta a la escalada de la inflación, que se mantendrá más alta durante más tiempo del esperado inicialmente, aunque ha subrayado que será en la reunión del próximo mes de marzo cuando la entidad dispondrá de más datos para evaluar su posición.

Además, el Banco de Inglaterra ha decidido elevar en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia para sus operaciones, que pasará a situarse en el 0,50%. En su anterior reunión en diciembre ya había elevado la tasa en 15 puntos básicos.

Sin embargo, no ha sido suficiente para BBVA que ha cerrado la sesión en negativo, si bien ha moderado su caída, que en algunos momentos ha llegado a ser de más del 4%.

El analista de XTB, Darío García, en declaraciones a Europa Press, ha ligado parte de esta caída al contexto económico de Turquía, país que este jueves ha anunciado una tasa de inflación interanual del 48,69% en enero, frente al 36,08% registrado en diciembre. Tampoco estaría beneficiando a la entidad el cruce de la lira y el euro.

Cabe recordar que BBVA anunció en noviembre una oferta pública de adquisición de carácter voluntario (OPA) sobre la totalidad del capital social que no posee en el banco turco Garanti BBVA.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El resultado atribuido generado por Turquía a la entidad en 2021 se situó en 740 millones de euros, lo que implica una contribución del 13,1% al grupo y un crecimiento del 71,4% frente al año anterior.

Durante la presentación de resultados a los analistas, el consejero delegado del banco, Onur Genç, ha indicado que el incremento de la inflación "ya estaba previsto". "Este 49% no sorprende a nadie, nuestro equipo del centro de estudios seguirá observando la inflación en los próximos trimestres. Ellos contemplan una reducción gradual de la inflación y 2022 es terreno seguro", ha señalado.

LA ACCIÓN DE BBVA "HA ROTO LA DIRECCIÓN BAJISTA"

El analista de XTB ha afirmado que esta volatilidad puntual en las acciones de BBVA "no quiere decir que no vaya a tener recorrido alcista en el medio plazo".

En concreto, ha afirmado que la acción de BBVA en Bolsa "ha roto la dirección bajista" que registraba en los últimos años, frente a otras entidades, como Santander, que todavía cotizaría en terreno bajista.

Por su parte, el analista de IG Diego Morín ha afirmado que los inversores estarían "castigando" a BBVA por el "decaimiento existente en el capital, el cual ha sido peor de lo esperado tras obtener un 12,70% en la ratio CET1, lo que supone una caída superior a 170 puntos básicos".

Como contrapunto positivo, Morín señala que las estimaciones de aumento de ingresos a doble dígito elaboradas por BBVA y el aumento del dividendo "puede ser una situación atractiva para los inversores", lo que podría llevar a la entidad a cotizar en los seis euros por título.

En este contexto, la acción de BBVA ha cerrado en un precio de 5,695 euros por título.