Bankia ofrece a las empresas un índice capaz de medir y evaluar el grado de desarrollo digital de sus webs, así como ofrecer recomendaciones para mejorarlas.

¿Qué es Bankia Índicex?

Bankia Índicex nace como un proyecto impulsado por Bankia para afrontar una de las principales tareas pendientes del tejido empresarial español del siglo XXI: la transformación digital de las pymes.
 
 

Lo que hace solo unos años era una cosa de expertos, se ha convertido en algo accesible a todos, y en una obligación para toda aquella compañía que quiera competir en un mercado que, gracias a la universalización de Internet, se ha vuelto realmente global.

Actualmente, un negocio familiar ubicado en un pequeño pueblo de España puede vender sus productos a un consumidor que se encuentre al otro lado del mundo y tener un mercado potencial de miles de millones de personas.

El objetivo, por lo tanto, es normalizar lo que parecía extraordinario. Así, cuando la mayoría de las pymes españolas incrementen su competitividad digital, la economía del país también se verá beneficiada. 

¿Qué mide Bankia Índicex?
La herramienta analiza más de 100 parámetros sobre tu negocio y te ofrece un informe personalizado con el que mejorar tu estrategia online.

Las 8 áreas de medición de Bankia Índicex
 
1.- Posicionamiento SEO:  Los buscadores son la puerta principal de acceso a Internet. Y, concretamente, en España el buscador más utilizado es Google. Si tu negocio no aparece en los primeros resultados de las búsquedas es como si nadie te oyera y todo ese esfuerzo e inversión previos pasarán desapercibidos para tu público.
 
2.- Movilidad: La primera impresión es la que más cuenta, también en los negocios. En España ya hay más usuarios de Internet que de ordenadores. Si tu página web no se ve correctamente en smartphones y tablets darás una mala impresión a tus posibles clientes. 
 
3.- Experiencia de usuario: Cuando un usuario accede a tu web es como si le abrieras las puertas de tu casa. Si eres un mal anfitrión, y no le guías o no le tratas correctamente, es probable que decida marcharse a los pocos segundos para no volver. 
 
4.- Marketing Digital: El mítico tablón de anuncios tiene muchas caras en Internet. No es lo mismo colocar tu publicidad en uno u otro. Dependerá de quién quieres que lo vea y la mejor forma de mostrarlo.
 
5.- Contenidos:  Decir la palabra justa en el momento adecuado puede ser clave para llevar a cabo una venta. Ese discurso puede tener forma de post, newsletter, chat o vídeo, dependiendo de tus características y las de tus clientes.
 
6. - Redes Sociales:  En España utilizamos las redes sociales muy por encima de la media europea. Y nos interesa seguir a las empresas para conocerlas, expresarnos, conseguir premios o preguntar dudas. Si no estás en ellas, o no estás correctamente, solo conseguirás que se fijen en otro.
 
7.- E-commerce: Al igual que ocurre en la tienda, los usuarios quieren pagar de forma sencilla, rápida y segura a través de tu web. Y que el producto adquirido llegue de forma adecuada y en el tiempo estimado.
 
8.- Analítica Web: Cuanto más conoces a alguien mejor sabes cuál es la manera adecuada de tratarle. Lo que antes era una conversación más o menos informal con tu cliente sobre sus preferencias ahora queda automáticamente registrado en tu página web.
 
 
¿Cómo se calcula?
 El índice de competitividad digital es una nota que puntúa del 0 al 10. El algoritmo de Bankia Índicex comprueba la competitividad de la web a través de más de 100 parámetros, que a su vez se engloban en ocho áreas de medición con diversos pesos en la nota final.
 
 
Qué es el SELLO ÍNDICEX
Si quieres, además, puedes mostrar tu nota Bankia Índicex en tu web mediante el Sello Índicex.

El Sello Índicex es la confirmación oficial de tu nota Bankia Índicex. La inclusión del sello en la web de tu negocio te permitirá mostrar la competitividad digital que posees en ese momento. Una expresión del espíritu innovador y de superación de la empresa que lo posee


¿Por qué digitalizar mi negocio?
Si no estás en Internet tres de cada cuatro españoles no saben quién eres.
 
Hay muchas y muy buenas razones por las que deberías desarrollar una estrategia de marketing para digitalizar tu negocio, pero una sobresale por encima de las demás: tanto tus clientes como tus posibles clientes ‘están’ en Internet.
 
Según el Informe de la Sociedad de la Información en España en 2014, tres de cada cuatro españoles utilizan regularmente la Red. El porcentaje roza el 100%, si nos fijamos en los jóvenes de entre 16 y 24 años.
 
Sin embargo, no ocurre los mismo con las empresas del país: solo el 29,4% de las microempresas españolas dispone de web corporativa, mientras que en el caso de pymes y grandes empresas el porcentaje alcanza el 80,6% (informe ePyme 2013). Esta brecha entre los hábitos de los ciudadanos y las compañías es una oportunidad inmejorable para aquellos emprendedores y empresas que apuesten decididamente por el mundo online para impulsar sus negocios.
 
 
¿Qué puedo hacer?
Las opciones que brinda Internet a las empresas son prácticamente inagotables. En primer lugar, se acabaron las fronteras físicas.
 
Una página web con e-commerce puede vender sus productos a cualquier consumidor del mundo las 24 horas del día: el sueño de la internacionalización hecho realidad sin incurrir en gastos exagerados.
 
Bien es cierto, que la competencia, además de global, es feroz. De ahí que el primer paso es darse a conocer. Para eso hay que posicionar bien la página web en los buscadores, crear perfiles corporativos en las principales redes sociales y desarrollar campañas de marketing digital segmentadas en función del perfil del público objetivo de la empresa, entre otras opciones.
 
Una vez conseguido lo más difícil (que te encuentren), ahora hay que presentar la empresa y sus productos y servicios del modo más claro y atractivo que sea posible, sin olvidar que buena parte de los usuarios que visiten la web y los perfiles sociales lo hará desde un dispositivo móvil.
 
No basta con estar en Internet, hay que estar bien, con calidad. De hecho, es preferible no tener presencia online que descuidarla y transmitir una imagen negativa que no se corresponde con lo que somos. Como es habitual en el mundo de los negocios, para hacerlo bien es preciso marcarse objetivos, trazar una estrategia, dedicar los esfuerzos necesarios y medirlo todo para saber si se están cumpliendo o no los objetivos marcados.
 
Bankia Índicex te ayuda a evaluar el grado de digitalización de tu negocio y la calidad con la que estás en la Red y te ofrece recomendaciones para mejorarla.