El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños ha sido el único integrante del Gobierno que al menos hasta las 12.20 horas ha acompañado a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante toda la defensa del decreto ley de la reforma laboral que este jueves debe convalidar el Congreso de los Diputados.

La bancada azul, reservada a los miembros del Gobierno ha quedado prácticamente vacía durante buena parte de la mañana, con la sola presencia de Bolaños, de los 23 miembros que componen el Ejecutivo.

SÁNCHEZ ESTUVO AL PRINCIPIO

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Al inicio del Pleno este jueves sí que han estado presentes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Educación, Pilar Alegría; el ministro de Universidades, Joan Subirats; la de Ciencia, Diana Morant; la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra; la de Igualdad, Irene Montero, y la de Hacienda, María Jesús Montero, aunque debido a distintos compromisos han ido abandonando el hemiciclo.

El presidente se ha ausentado del pleno antes de las 10 de la mañana y Belarra e Irene Montero también se han ido del Congreso para asistir a unas jornadas sobre la Ley de Familias, norma que impulsa Unidas Podemos. Alrededor de las doce del mediodía se ha incorporado también la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño.

Díaz ha sido la encargada de llevar a cabo la defensa del decreto ley en la Cámara Baja, que previsiblemente el Ejecutivo sacará adelante con los votos favorables de Ciudadanos y los partidos minoritarios, sin el apoyo de sus socios de investidura PNV, ERC y EH Bildu.

Y el PSOE, por su parte, ha ejercido un inusual turno a favor en el Pleno para replicar al PP, que ha hecho el turno en contra. Esa elección del Grupo Socialista impedirá que su voz cierre el debate.