La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha celebrado este jueves en el Congreso que la Comisión Europea sitúe a España como el país europeo que más crecerá en 2022 y que el crecimiento estimado del 5,6% de su PIB permitirá recuperar los niveles de actividad registrados antes de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.

Así lo ha manifestado durante su intervención ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de la Unión Europea (UE), a la que ha acudido para rendir cuenta de la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En concreto, la Comisión Europea ha elevado en 0,1 puntos porcentuales, hasta el 5,6% su previsión de crecimiento, en contraste con la rebaja de 0,3 puntos de la previsión para la media europea, cuyo crecimiento para este año sitúa en el 4%, tanto en la Unión Europea como en la eurozona.

Sin embargo, las previsiones de crecimiento para España por parte del Ejecutivo comunitario son sustancialmente inferiores a las del Gobierno, que espera un aumento del PIB para 2022 del 7%.

Calviño ha pedido a diputados y senadores celebrar estas previsiones, pues considera que es una "buena noticia" la confirmación de una previsión de "crecimiento fuerte y sostenido" y que este mismo año se cerrará la brecha abierta provocada por la caída de PIB en la pandemia.

"Confirma que España será el país que más crezca entre las grande economías europeas y una recuperación fuerte y sostenida", ha aseverado la vicepresidenta, colocando al país como "motor de la economía europea en 2022 y 2023".

EVITA ACLARAR SI RECORTARÁ SUS PREVISIONES

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En declaraciones a los medios de comunicación a la salida de la Comisión, la vicepresidenta ha evitado aclarar si el Gobierno optará por recortar sus previsiones de crecimiento, casi un punto y medio por encima de las proyectadas por la Comisión Europea.

Así, Calviño ha destacado que el Gobierno revisará actualizará a lo largo del año sus previsiones, dentro del "contexto presupuestario", y ha subrayado la "prudencia" que, asegura, ha guiado la elaboración de las cuentas y los cuadros macroeconómicos.

Una muestra de ello, ha señalado, es que a falta de confirmación de los datos de cierre, España tiene posibilidades de cerrar el año 2021 por debajo de los objetivos de déficit y de deuda pública, un hecho que también ha puesto en valor durante su intervención ante diputados y senadores.

"HEMOS RETOMADO LA SENDA DE CONSOLIDACIÓN FISCAL

Estrategias de Inversión

"Hemos retomado la senda de consolidación fiscal en la que estábamos desde que llegamos al Gobierno, que se vio truncada con la llegada de la pandemia", ha explicado la responsable de Economía, apuntando que las perspectivas de crecimiento para España permitirá tener una política fiscal este año "responsable", al tiempo que se reforzarán las finanzas públicas, se apoyará la inversión y se impulsará la recuperación económica y la creación de empleo.

La vicepresidenta ha señalado que la salida de la crisis está siendo muy diferente a la anterior y ha recalcado que el propósito es que la recuperación sea "fuerte y sostenida" y no un mero rebote y, de cara al trienio 2021-2023, ha recordado que los organismos nacionales e internacionales prevén un crecimiento medio para España de en torno al 5%, una perspectiva que apenas tiene precedentes en la historia del país.

La titular económica del Gobierno ha puesto en valor que el país ya haya superado los niveles de afiliación a la Seguridad Social previos a la pandemia, al igual que ha sucedido con los ingresos fiscales, que en 2021 se situaron un 4% por encima respecto al volumen de 2019.