Yoigo, que fue adquirido este verano por MásMóvil, ha llegado a un acuerdo con Telefónica este martes que pondrá fin a sus desacuerdos. Esto también afectará a Pepephone, operador que compró MásMóvil este mismo año y tendrá una duración de 3 años, desde enero de 2017 hasta diciembre de 2019. El acuerdo dará lugar a que Telefónica pueda ingresar alrededor de 130 millones de euros durante el periodo que dure el acuerdo, según fuentes cercanas a la compañía.
 
El acuerdo consistirá en asegurar “una migración tranquila y pacífica de los clientes de Yoigo desde la red de Telefónica, en la que ahora está, a la de Orange, con la que ha cerrado un acuerdo de roaming nacional para que sus clientes usen la red del operador galo a partir de enero de 2017. Pero esa migración no se puede hacer de la noche a la mañana, aunque no requiere un cambio de SIM. Sin embargo, es evidente que el proceso llevará varios meses para hacerlo ordenadamente”, informa el diario Expansión.

Yoigo ya puede estar tranquilo, mientras que sus clientes usen la red Movistar los precios serán competitivos y su base de clientes alcanzará los 3,3 millones. Además MásMóvil cuenta con precios mayoristas, mejorados de forma sustancial por encima de los de Pepephone.

Este nuevo acuerdo pondrá fin a los juicios entre Yoigo y Telefónica. Ambas compañías estaban caladas por pleitos y arbitrajes. Por ello con este nuevo clima se retirarán todas las demandas por ambas partes.