De todos es sabido que un warrant da el derecho, no la obligación, de comprar un determinado subyacente a un precio fijo y hasta una fecha determinada. ¿Cuánto habríamos ganado si, en el último mes, hubiéramos comprado warrants sobre Microsoft, Alibaba o Acciona? La rentabilidad rondaría el 700%.

Potencial de beneficio ilimitado y con riesgo limitado a la propia inversión. Es una de las cualidades que tienen las acciones y con la que también comulgan los warrants. Un producto que ofrece el derecho de adquirir una acción a un precio fijado de antemano y en la fecha de vencimiento, o antes, se cierra la posición bien perdiendo la prima pagada o pudiendo comprar acciones a un precio inferior al que cotiza actualmente, con el beneficio que ello supone.  Además, estos productos tiene una ventaja inherente: el apalancamiento- Eso significa que con un precio muy pequeño se puede amplificar la variación del activo subyacente a su favor, cuando se acierta la tendencia según el tipo de Warrants, y en su contra cuando se falla.

Pues bien, pongamos un ejemplo. Piense en las acciones que más se han comportado en Estados Unidos durante el mes de octubre. Quizás le vengan a la cabeza títulos como Alibaba o Microsoft, que han subido en este período a un ritmo de doble dígito. Tecnológicas que forman parte de un índice superó el 9% de revalorización en el mes de octubre y “que tan sólo tiene como referencia los niveles del año 2000”, reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente en su Video análisis semanal.

- Si hubiéramos comprando la acción directamente. Habríamos tenido que desembolsar 43,90 euros. Al cabo de un mes, el valor habría subido hasta los 53,70 euros, con lo que habríamos tenido una rentabilidad del 22%.
- Si hubiéramos comprado el warrant call sobre Microsoft con precio de ejercicio (strike) 50, vencimiento diciembre 2015 con precio (prima) 0,09 euros. La rentabilidad habría sido del 744,44%. Esto es debido al efecto apalancamiento.
- Si hubiéramos comprado un warrant con el mismo subyacente, Microsoft, pero ampliando la fecha de vencimiento a marzo de 2016 y con precio de ejercicio 55, la revalorización habría sido del 475%.


 
Evolución MIcrosoft en bolsa frente a la evolución de warrant strike 50. Fuente: SG

 
Pero hay más. Porque de los warrants que más subieron en el décimo mes del año, Alibaba, Dow Jones o Nasdaq100 también se anotaron revalorizaciones de más del 300%. Un ranking en el que también se cuenta alguna compañía española. Un inversor que hubiera invertido en Acciona durante el mes de octubre habría obtenido una rentabilidad del 20.83%. Si esa inversión se hubiera hecho a través de un warrant call con precio de ejercicio 80 y vencimiento diciembre de 2015, la revalorización alcanzaría el 300%.

Microsoft

Fuente: Productos Cotizados SG


Pero ¿y si nos vamos al lado contrario? Los warrants menos revalorizados serían aquellas put sobre índices con vencimientos muy cercanos. Recordamos que la compra de un warrant put da derecho a vender un activo a un precio fijado de antemano en una fecha de vencimiento. No tiene sentido vender un Nasdaq100 a 4000 puntos cuando el subyacente lo podemos vender a 4674. Y lo mismo para warrants put sobre índices como el Ibex y el S&P500, que contaban a cierre de mes con un precio spot por encima del precio de ejercicio, con lo que no compensaría vender.

Warrants Menos revalorizados

Fuente: Productos Cotizados SG


En este ranking, se cuela otra española Inditex. La textil gallega subió un 14% en el mes de octubre. Un período en el que, si hubiéramos comprado el derecho a vender Inditex a 25 euros, no hubiéramos ejecutado el warrant al ver un subyacente en 34,09 euros, con lo que habríamos perdido la prima de 0,11 euros por warrant comprado.

Inditex