MADRID, 24 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- Mañana, cuando aún no se hayan terminado de digerir los resultados de Banco Santander, Bankinter y Banco Sabadell, otros dos “pesos pesados” de la banca nacional se confiesan ante el mercado: CaixaBank y BBVA. Para la entidad vasca habrá todo tipo de preguntas, tanto durante la conferencia con analistas que se celebrará a las 9:30, como en la posterior rueda de prensa a las 11:00, ambas en directo en Bolsamanía; pero la cuestión estrella podría ser el dividendo. Tras la carga negativa (2.300 millones de euros) que tendrá en sus cifras la venta de parte del chino CITIC, algunos expertos dudan de que la entidad disponga de capacidad para mantener su actual política de retribución al accionista. Sobre todo, si quiere cumplir con la recomendación del Banco de España de limitar el dividendo en efectivo. Credit Suisse consideraba tras la operación en China que no, que BBVA no podrá hacer frente al pago en efectivo de su próximo dividendo si quiere ceñirse al consejo del supervisor, y Citi, por ejemplo, prevé que se mantenga estable en los 0,42 euros hasta este año, podría bajar un 17% en 2014, hasta los 0,35 euros, para volver a los 0,42 euros en 2015 y subir a 0,48 euros en 2016.

Tema dividendo aparte, el consenso pronostica que el beneficio neto de BBVA registre unos beneficios que ronden los 550 millones de euros, mientras que hasta septiembre aumente un 18,6% hasta los 2.446,5 millones. Hay otras previsiones aún más optimistas, como la de Bloomberg que estima unos beneficios de 613,3 millones de euros, frente a los 146 millones con extraordinarios (1.047 millones netos) de hace un año. En la agencia, resumen sin más que, como ha demostrado Banco Santander, se beneficiará de menos provisiones para los activos inmobiliarios.

No tan optimistas con España se muestran otros: “BBVA aún tiene mucha exposición a España, y parece prematuro hablar de un punto de inflexión en la economía del país”, advierte en Bloomberg Neil Smith, analista de Bankhaus Lampe, que aconseja vender BBVA. En la agencia subrayan que mientras las acciones de BBVA han subido un 29% este año, las de Santander solo lo han hecho un 7%.

En UBS, que aconseja comprar con precio objetivo en 9,00 euros, comentaban hace unos días que no esperan sorpresas: España se beneficiará de unos menores costes de los depósitos pero mayores provisiones por la reclasificación de los créditos reestructurados. UBS espera un NII de 3.600 millones de euros, unos ingresos totales de 5.300, un beneficio antes de provisiones de 2.300 millones y un neto de 789 millones.

En Citi, por ejemplo, y en términos trimestrales, esperan un beneficio entre julio y septiembre de 255 millones de euros, y un margen de intereses de 3.551 millones. El bróker estadounidense revisaba el miércoles sus previsiones para futuros ejercicios del banco y, para 2013 y 2014 las ha rebajado, en el primer caso hasta un 60% y en el segundo un 5%. En 2015, sin embargo, Citi espera una mejora en sus previsiones del 2% y en 2016, del 6%.

Así resumía Citi su opinión sobre el banco: “Situamos la recomendación en neutral/riesgo elevado porque consideramos la valoración de sus múltiplos para reflejar por completo las expectativas de rentabilidad de los próximos años. El crecimiento de sus ingresos está bajo presión por la propia presión que sufren los márgenes en España (cláusulas suelo -hoy el Tribunal Supremo decide sobre el recurso por su anulación- y el descenso del Euribor) y por un crecimiento del volumen menor de lo esperado en sus filiales en Latinoamérica. En México, BBVA Bancomer es una de nuestras preferencias como entidad de mercado emergente global. Sin embargo, su volumen de crecimiento es más lento que el de sus comparables. Recientemente, el margen de intereses de Bancomer ha sido más suave de lo esperado”.

Los riesgos que entraña la inversión en BBVA, tal y como enumera Citi, derivan del deterioro de la situación macro en España, que aún se mantiene débil (el proceso de desapalancamiento que se está llevando a cabo en el país completa este difícil escenario); deterioro en la economía de Estados Unidos (BBVA está expuesto de forma directa a la primera economía del mundo por Compass y la resistencia de sus áreas en Latinoamérica, especialmente en México, también está vinculadas a Estados Unidos); y más presión por parte de la regulación (la nueva normativa impacta en el capital, por las exigencias de provisiones y liquidez).

A las 16:53, BBVA sube un 0,60%, hasta los 9,02 euros.

María Gómez

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar