El oro ha retomado este año su papel como verdadero activo refugio. Lo ha hecho cuando los inversores más lo necesitaban, en un inicio de año auténticamente convulso en los que prácticamente cada noticia se convertía en un nuevo catalizador para el miedo. Sin embargo, para algunos analistas, el metal precioso podría estar muy cerca de su techo.

 
En lo que va de año, la onza de oro sube ya un 20%, lo que los técnicos denominarían que ha entrado ya en una nueva fase alcista después de tres años consecutivos de caídas.
 
En estos momentos, el metal precioso cotiza por encima de 1.270 dólares, un nivel que se sitúa por encima de lo que esperaban la mayor parte de los expertos.

gráfico oro cinco años

 
Precisamente, Wayne Gordon, uno de los estrategas de materias primas y divisas de UBS acaban de publicar un informe en el que recomiendan vender si el precio toca la zona de 1.310 dólares, lo que supone apenas una subida de un 2,5% desde la cota actual.  Por el contrario, aconsejarían aumentar las posiciones si cae hasta la zona de 1.110 dólares.
 
El experto ha dicho en una entrevista con la CNBC que “el precio del oro es insostenible al menos que Estados Unidos entre en una recesión o que la Reserva Federal inicie un proceso de reversión total en su política monetaria” El precio tocó máximos de 1.282 dólares viernes, el máximo desde principios de febrero.
 
En su opinión, “el precio del oro podrían comenzar a sufrir presiones de nuevo, aunque nosotros reiteramos que la fase de caída estructural ha finalizado.  Los tipos de interés reales negativos, la nueva demanda del metal y las compras de los bancos centrales apoyan un oro alrededor de los 1.200 dólares en un periodo de 6 o 12 meses”.
 

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
 “El oro se vuelve activo refugio, pero podría tener poco recorrido”