“El mercado se está tomando un respiro, algo normal después de las fuertes plusvalías acumuladas en el año, y tras el reciente movimiento nervioso del bund"
 El movimiento tan rápido en el bund ha puesto nerviosos a los inversores, ya que es un activo que mucha gente tiene en la cartera para reducir la volatilidad, pero que haya subido es algo normal y refleja la normalización de la situación”, explica Ofelia Marín Lozano, directora de análisis de 1962 Capital Sicav en Radio Intereconomia.

Los resultados empresariales siguen creciendo gracias a que son globales y el mundo crece al 3-3,5%. De hecho, el beneficio operativo de las empresas globales está creciendo aún más que el mundo.

Todos los activos al final se comparan en su valoración con el bono. Hay algunos que en la medida en que son ciertos sus ingresos se pueden comprara mejor, como en autopistas, sector inmobiliario o autopistas que tienen un negocio más predecible. Pero al final todo se compara con qué interés podríamos obtener como alternativa a esta deuda.

En cuanto a bancos grandes o pequeños, en España se sigue hablando mucho de la concentración del sector y ahí tampoco hay tanto donde elegir. Preferimos focalizarnos en valores que estén más diversificados como los grandes bancos. Diversificados hacia emergentes o no es la gran pregunta pero toda la gran banca europea está diversificada. Entre la española y la diversificada, Santander y BBVA son las principales opciones. En banca europea, tenemos opciones en entidades que diversifican en Europa del Este como BNP, SG y dentro de Italia, Intesa y Unicrédito.

En este momento ¿apostar por crecimiento o por rentabilidad por dividendo? La alta rentabilidad por dividendo hay que analizarla para diferenciar entre dividendo real y scrip, con lo que hay que mirar dividendos en efectivo que es vayan a pagar en el futuro. Telefónica a partir de 2016 pagará 0.65 euros en efectivo. Ambas opciones pueden ser aconsejables, los dividendos altos siempre que sean recurrentes es efectivo. Eléctricas no son un valor en crecimiento pero sí ofrecen alto dividendo, bastante predecible y con unos resultados que se pueden beneficiar de una recuperación. RWE, por ejemplo sería una opción.

En el sector petrolero, también hay una recuperación de cotizaciones a la vez que se está recuperando el precio del crudo porque la oferta parece que está recortando después de la caída que ha tenido el precio.

Tres valores para invertir: AXA, Allianz e Indra.