El Gobierno incluirá la posibilidad de ofrecer negocios enteros en concurso de acreedores con una "reducción sustancial de la deuda" para evitar su cierre.

Así lo ha confirmado el ministro de Economía, Luis de Guindos. Para ello, el Ejecutivo introducirá una modificación en el proyecto de Ley sobre refinanciación y reestructuración de deudas o a través de otras medidas adicionales. Con ello se quiere evitar que “el procedimiento concursal sea una trituradora de empresas", ha dicho De Guindos.

Esta medida vendría a extender a la fase de concurso la renovación normativa aprobada ya para los procesos de preconcurso, en los que ya existe un administrador y una tutela judicial, momento en el que "también hay posibilidades" para salvar a empresas.