Las nuevas emisiones de activos a medio y largo plazo admitidas en AIAF, el mercado de Renta Fija de BME, al término del mes de abril alcanzaron un volumen de 58.936 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 133,5%, con relación al mismo periodo del año anterior. 
 
Esta cifra supone ya más de la mitad (el 54%) de los vencimientos previstos para todo el presente año en bonos, cédulas y obligaciones y representa un cambio de tendencia en el mercado español de bonos ya que, al contrario de lo sucedido en los dos años anteriores, en los que las empresas y entidades financieras realizaron fuertes amortizaciones de deuda, este año no se limitan a refinanciar los vencimientos, sino que crece el saldo neto (emisiones – vencimientos).

En conjunto, las empresas españolas realizaron 192 emisiones de renta fija por un importe nominal de 75.787 millones de euros, de los que AIAF listó el 77,8%, con un total de 127 emisiones.

Es una expresión más de la reactivación que experimenta nuestra economía y la confianza de las entidades financieras en el mercado de renta fija español de cara a la captación de fondos con el fin de destinar estos recursos a la concesión de créditos a empresas y particulares”, ha manifestado Julio Alcántara, consejero-director general de AIAF.

“Por su parte, las empresas no financieras están aprovechando la actual coyuntura de bajos tipos de interés para refinanciar y reestructurar su deuda en mejores condiciones, alargando plazos y reduciendo costes”.

Adicionalmente, es previsible que se registre un aumento de las emisiones de renta fija en los próximos meses como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial que amplía las fuentes de financiación de las empresas -en especial de las PYMES- mediante instrumentos y medios complementarios y alternativos a la financiación bancaria.