El plan de ajuste, que adelantó en exclusiva Bolsamanía, consiste en el cierre de 450 oficinas, y un ajuste de personal tanto en estas sucursales como en los servicios centrales.
Los sindicatos esperan poder reducir la cifra de ajuste de plantilla planteada inicialmente por Santander
La entidad, que comunicó a los sindicatos sus intenciones la semana pasada, se ha reunido este miércoles con los representantes de los trabajadores, y les ha hecho llegar las primeras cifras.
Fuentes del proceso explican a Bolsamanía que el ajuste de plantilla será de un máximo de 1.200 trabajadores, el 5% del total en España. No obstante, aclaran que se quieren evitar los despidos. La idea por lo tanto es que el número definitivo del recorte de personal sea a través de prejubilaciones y bajas incentivadas.
Las acciones de Santander caen hacia las 16:05 horas un 0,2% hasta 3,643 euros.
Lea también: Exclusiva | Santander ajustará la plantilla en España y habrá un cierre masivo de oficinas en una apuesta por la digitalización
CONTINUARÁN LAS NEGOCIACIONES
La de este martes ha sido la primera reunión clave, pero ni mucho menos será la última. En los próximos días representantes de la dirección y de los trabajadores volverán a sentarse a negociar. De hecho, los sindicatos esperan que la cifra aportada inicialmente por el banco pueda rebajarse antes de alcanzar un acuerdo definitivo.
Personas conocedoras de las negociaciones explican a Bolsamanía que no hay plazos predefinidos, pero sí que espera poder concretar el ajuste con los representantes sindicales durante las próximas semanas.
La reunión comenzó a las 11:00 horas, con las expectativas de los sindicatos de que Santander ofreciera prejubilaciones desde los 55 años con un 70% del salario como ocurrió con la absorción de Banesto, según recoge Europa Press.
TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Santander llevará a cabo una transformación comercial para hacer que el banco sea más eficiente
Los bancos viven un nuevo paradigma, en el que la digitalización parece ser el camino seguido por la mayoría, en un contexto en el que varias voces del sector han alertado de la presión que supone para sus márgenes los tipos bajos del Banco Central Europeo (BCE) e incluso hay ejecutivos que advierten de que desincentiva el ahorro. Esto coincide con un escenario de crecimiento económico lento en el que la industria se tiene que enfrentar a nuevos competidores que surgen al calor de las nuevas tecnologías.
Santander busca dar pasos en este sentido para seguir siendo referencia en el modelo bancario español, y el primero ha sido ya la reducción del número de altos directivos en un 23% durante 2015, además de ajustar el número de divisiones de 15 hasta 10, para simplificar la estructura corporativa.
Así, la entidad llevará a cabo una transformación comercial para hacer que el banco sea más eficiente, tal y como adelantó el jueves Bolsamanía y se hicieron eco después los medios económicos y generalistas a través de notas de prensa de los sindicatos que confirmaron la información. El cambio incluye inversiones en las capacidades digitales para mejorar el servicio a través de móvil, ordenadores, teléfonos e incluso cajeros automáticos.
Lea además:
Así explicó Banco Santander a sus trabajadores el ERE y el cierre de oficinas
Consultorio de análisis técnico: Banco Santander, Repsol, Europac, Quabit y cinco valores más bajo la lupa
Todos los detalles sobre el ERE de Banco Santander: ¿qué opinan los analistas?