Durante, aproximadamente, 20-30 años, Swatch ha sido el proveedor de mecanismos mecánicos y los componentes correspondientes para la mayor parte del sector de fabricación de relojes suizos. A pesar de su relación histórica, a Swatch le gustaría reducir las entregas de calibres y surtidos.

The Frederique Constant FC-700MS5M6 Maxime Manufacture Automatic. Date at 6 o´clock. 42mm diameter b ...

The Frederique Constant FC-700MS5M6 Maxime Manufacture Automatic. Date at 6 o´clock. 42mm diameter brushed and polished stainless steel case. Silver enameled dial, polished & hand-applied stainless steel Roman indexes. (Photo: Business Wire)

Por lo general, cuando un participante monopolizador decide reducir el suministro, las autoridades antimonopolio protegen a los participantes más pequeños, y así les brindan tiempo para que se organicen. Sin embargo, en este caso, Comco (la autoridad antimonopolio suiza competente) le otorgó de inmediato al Grupo Swatch la capacidad de reducir las entregas en hasta un 30%. «La decisión de Comco fue una noticia sorprendente en el sector de fabricación de relojes suizos», afirmó Peter Stas, cofundador y Director Ejecutivo de Frederique Constant.

Se interrumpirá el suministro

Entonces, ¿deben rendirse los relojeros independientes? «Definitivamente, varios fabricantes más pequeños se verán forzados a dejar el negocio», expresó Peter Stas. Afortunadamente, Frederique Constant es lo suficientemente grande como para producir sus propios calibres de relojes.Además, Frederique Constant comenzó a desarrollar su primer calibre en 2001. Sin embargo, a pesar de este comienzo anticipado, la empresa considera que necesita otros 5 años antes de poder producir el componente fundamental, el sistema oscilante de los relojes.

Historia de Frederique Constant

Fundada en 1988 por Aletta y Peter Stas, y conducida con pasión, Frederique Constant ha crecido para convertirse en uno de los fabricantes de relojes suizo más grande. En 2011, la producción alcanzó un total de más de 120.000 relojes, que se vendieron en más de 2.700 puntos de venta en más de 100 países en todo el mundo. Frederique Constant se posiciona en el segmento de lujo accesible, cuyos relojes se venden, en su mayoría, a un precio minorista que oscila entre 1.000 y 5.000 francos suizos. Se espera que la empresa continúe con su crecimiento anual del 25%, duplicando así su tamaño cada tres años.

Calibres de fabricación propia de Frederique Constant

En 2001, Frederique Constant comenzó a desarrollar su primer calibre de fabricación propia en cooperación con École d´Horlogerie de Genève, École d´Ingenieurs de Genève yHorloge Vakschool Zadkine. El calibre Heart Beat Manufacture tiene el puente característico para la rueda de balance en el lado frontal del calibre. Al tener el puente para la rueda de balance en el lado frontal del calibre, es posible tener el espiral y la regulación fina en el lado frontal también, lo que crea un diseño del Heart Beat mucho más agradable. Esta construcción era nueva, lo que permitió que Frederique Constant obtuviera una patente.

En 2008, Frederique Constant introdujo su primer mecanismo Tourbillon Manufacture con rueda de escape de silicio. Existen tres ventajas principales en comparación con una rueda de escape común.

  • No es necesario aceitar.
  • La superficie es ultrasuave.
  • Peso: acero de 1/5.

Como resultado, el Tourbillon de Frederique Constant tiene una amplitud de más de 300 grados en las posiciones ascendente y descendente. Incluso en la posición de corona hacia abajo, la amplitud es de más de 275 grados, lo que es sustancialmente mejor que el funcionamiento de otros mecanismos tourbillion de alta calidad.

En 2009, Frederique Constant lanzó su calibre de fabricación propia de segunda base. La racionalización del componente y la eficiencia del ensamble fueron las principales prioridades para el desarrollo de este calibre. El resultado arrojó un 35% de ahorro en los costos en general, en comparación con el calibre Heart Beat Manufacture anterior. Se incorporaron numerosas tecnologías nuevas. Por primera vez, un fabricante de relojes suizos introdujo un reloj con un calibre de fabricación propia a un precio de venta minorista inferior a 2.000 euros.

Fábrica Frederique Constant

La instalación de producción de Frederique Constant en Ginebra mide 3.200 metros cuadrados, divididos en cuatro pisos, que ofrecen un entorno de trabajo atractivo en los sectores de producción de componentes de calibres, ensamblaje de calibres, ensamblaje de relojes y control de calidad exhaustivo. Máquinas controladas numéricamente de última generación se ubican en un amplio taller en el sótano, donde se concentra toda la fabricación de los componentes. El ensamblaje de relojes y calibres, así como el control de calidad de última generación, se organiza, principalmente, en el primer piso del edificio de Frederique Constant. El edificio es también la sede internacional de la marca.

Es cuestión de tiempo

Frederique Constant tiene como objetivo tener dos proveedores para todos sus componentes para el 2015, y, a partir de ahí, garantizar su completa independencia. Todos los componentes clave están en desarrollo, incluso el nuevo sistema oscilante de relojes. La empresa planea continuar con la colaboración estrecha con sus proveedores de componentes especializados.

Comunicación de Swatch

«En ningún otro sector se cuenta con una empresa que suministra todas las piezas fundamentales a las personas que luego compiten directamente con esta», dijo Nick Hayek, Director Ejecutivo de Swatch, en una entrevista realizada en marzo de este año. Sin embargo, en el sector automotor, también es común que los componentes se compartan entre las empresas. Además, el sector de fabricación de relojes ha sido siempre un sector organizado de manera horizontal. El Grupo Swatch también compra muchas piezas, como sistemas antivibraciones para calibres, rubíes para calibres, manillas, estuches, etc., a fabricantes especializados. Muchas fábricas que producen estos componentes los comparten con múltiples marcas, entre las que se encuentran las de Frederique Constant y las del Grupo Swatch. La organización horizontal del sector de fabricación de relojes suizos ha sido uno de los impulsores clave para el regreso después de la crisis de Quartz casi fatal en las décadas de 1970 y 1980.

En espera de la decisión del tribunal

Mientras algunas macas independientes aceleran planes de producción y desarrollo, el futuro a corto plazo está en manos del tribunal (tribunal administrativo). De hecho, nueve empresas están impugnando la aprobación de Comco que permite que Swatch reduzca el suministro. La decisión del tribunal se espera para fines de diciembre de 2011.

Frederique Constant SA, un relojero suizo independiente posicionado en el segmento de lujo accesible, tiene sede en Ginebra, Suiza. Fundada en 1988 por la Directora de Operaciones Aletta Stas Bax y el Director Ejecutivo Peter Stas, Frederique Constant ha experimentado un crecimiento constante de entre el 25% y el 30% por año. En 2011, la producción alcanzó un total de más de 120.000 relojes que se vendieron en más de 2.700 puntos de venta en más de 100 países.

Encuéntrenos en Facebook.

Viva su pasión

Fotos/galería multimedia disponibles: http://www.businesswire.com/cgi-bin/mmg.cgi?eid=50108027〈=es

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

 

 

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".