MADRID, 26 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- El plan de los Ministerios de Hacienda y Fomento para rescatar a las autopistas de peaje no debería tener impacto sobre las concesionarias, esto es, OHL, Ferovial, ACS, Sacyr o Abertis, dado que ya tienen provisionada toda la pérdida producida por estas autopistas. Es la opinión de los expertos de Ahorro Corporación Financiera (ACF) que, sin embargo, advierten de que esto podría tener un impacto negativo a la hora de financiar nuevos proyectos en España.

Las autopistas nacionalizadas bajo el plan de rescate público serían las siguientes:

- R3-R5 (Accesos de Madrid): 649 millones de euros de deuda. Accionistas: Abertis, Bankia, ACS y Sacyr.

- Cartagena-Vera: 651,2 millones de euros de deuda. Accionistas: Ploder, Globalvía, Unicaja, Grupo Fuertes, Cajamar y Caja Murcia.

- R-4: 550 millones de euros de deuda. Accionistas: Ferrovial, Sacyr y CCM.

- Ocaña-La Roda: 521,2 millones de deuda. Accionistas: Ferrovial, Sacyr y Kutxa.

- R-2: 421,7 millones de deuda. Sus accionistas son: ACS, Abertis, Acciona y Bankia.

- AP-41: 336,9 millones de deuda. Accionistas: Isolux, Comsa, Sando, Azvi y BES.

- Circunvalación de Alicante: 242,7 millones de deuda. Accionistas: ACS, Abertis y Globalvía.

- M-12: 227,4 millones de deuda. Accionista: OHL.

- Alicante-Cartagena: 210 millones de deuda. Accionistas: Ploder, Cajamar, Grupo Fuertes, Unicaja y Caja Murcia.

Anoche se supo que el Gobierno ha presentado una propuesta de rescate a las autopistas de peaje en problemas que contempla una quita del 50% de la deuda. Fomento y Hacienda prevén la agrupación de estas autopistas de peaje en una empresa pública, que integraría al menos esas nueve empresas concesionarias que suman 748 kilómetros de autopistas. “Estas autopistas, que se encuentran en concurso de acreedores por el desequilibrio económico que les ocasionó el sobrecoste de las expropiaciones y un tráfico mucho menor del esperado, se integrarían en la nueva sociedad pública tras imponer una quita del 50% sobre el pasivo”, explican los expertos de Bankinter.

Banco Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular, Sabadell y Bankia, la banca acreedora de las autopistas, habrían aceptado esa quita de hasta el 50%, pero las concesionarias no. Las entidades son las acreedoras de las empresas concesionarias en concurso de acreedores que se adjudicaron esas carreteras, con alrededor de un 70% de su deuda total: 2.600 millones sobre 3.800 millones de euros. A esos 3.800 millones de euros de deuda de las concesionarias habría que aplicar una quita del 36%; y el otro 14% será un bono del Estado a 30 años con una rentabilidad del 1%, lo que se entiende como una quita implícita por alargar el vencimiento de esa deuda, explicaba esta mañana El Economista.

El diario económico aseguraba, sin embargo que, mientras la banca está de acuerdo, la patronal de las grandes constructoras (Seopan), dueña de la mayoría de concesionarias en concurso de acreedores, se opone a esta solución. Fuentes del sector han argumentado al rotativo que la nueva empresa de carreteras sería 100% pública: “Lo que nos ofrecen es lo mismo que ir a liquidación”.

Los fondos destinados a rescatar a las autopistas no computarían como déficit al no ser un pago inmediato y único, ni tampoco computarían como deuda del estado, ya que este pasivo estaría en una empresa pública, recuerdan en Bankinter.

M.G.

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información