Repsol ha finalizado el proceso de desinversión de sus activos en Argentina con la venta a JP Morgan Securities de los títulos BODEN 2015 que aún mantenía, por valor nominal de 117,36 millones de dólares, y que formaba parte de los medios de pago de la compensación por la expropiación del 51% de YPF y de YPF Gas.

Según la nota enviada por la petrolera, con la venta de toda la cartera de bonos argentinos, Repsol ha obtenido unos ingresos totales de 4.997,2 millones de dólares, quedando extinguida la deuda de 5.000 millones de dólares reconocida por Argentina.

Además, Repsol se ha desprendido del 0,48% del capital de YPF que aún conservaba en su poder tras vender el pasado 7 de mayo el 11,86% del capital de la compañía argentina. El ingreso total por la venta de la participación del 12,34% en YPF, asciende a 1.311,3 millones de dólares.

El conjunto de todas las operaciones, incluyendo los intereses devengados (cupón corrido) ha supuesto unos ingresos para Repsol de 6.308,5 millones de dólares. Los ingresos procedentes de estas operaciones refuerzan la solidez financiera de la compañía, lo que ha sido reconocida por las principales agencias internacionales de rating con mejoras en la calificación de Repsol.

Si quieres que te avisemos cuando esta compañía cambie de ciclo bursátil, pinche aqui