Como podemos ver en el gráfico en detalle el precio merodea niveles clave, constituidos por los máximos del año pasado en 18,5 euros, que al mismo tiempo representa la zona de máximos históricos entre 18,5-19,5 euros.

Un catalizador para una ruptura alcista sería la posibilidad que el CRUDE OIL salga al alza de la zona lateral que viene formando desde enero, la cual está muy próxima a romper, y en su caso informaremos.

En cualquier caso, de cara al medio plazo, apunta a una continuidad alcista.

Soporte de corto plazo en 16 €

RECOMENDACIÓN: MANTENER/ COMPRAR MEDIO PLAZO

REPSOL