Notas relacionadas

  • Los cambios aseguran la continuidad en el modelo de dirección de España y Portugal y CIB
  • José Barreiro deja sus funciones ejecutivas en BBVA por decisión personal, aunque mantendrá vinculación con el grupo; Juan Asúa asume la dirección de Corporate & Investment Banking y Jaime Sáenz de Tejada, actual director de desarrollo de negocio en España, asume la dirección de España y Portugal que deja Asúa y se incorpora al comité de dirección
  • Francisco González, presidente de BBVA ha afirmado que "he aceptado con pesar la decisión adoptada por José Barreiro. Para mí, el trabajo que ha desempeñado al frente de CIB ha sido extraordinario y me siento satisfecho de saber que seguirá vinculado al grupo desempeñando funciones de asesoramiento y representación. Asimismo, estoy convencido de que Juan y Jaime asegurarán la continuidad en el modelo de gestión de las franquicias"

BBVA asegura la continuidad en su modelo de gestión al designar a Juan Asúa como nuevo director de Corporate & Investment Banking (CIB) y a Jaime Sáenz de Tejada como nuevo director de España y Portugal y miembro del comité de dirección. José Barreiro, que hasta ahora dirigía la línea de negocios mayoristas del grupo BBVA (CIB), ha tomado la decisión personal de dejar sus funciones actuales, así como su puesto en el comité de dirección del banco. Barreiro seguirá vinculado a BBVA en labores consultivas, de asesoramiento y representación.

José Barreiro deja CIB como una unidad de negocio que emplea a más de 4.000 personas en BBVA, que durante 2011 generó un beneficio neto de 1.122 millones de euros y que ha contribuido al desarrollo del grupo como un proveedor estratégico de producto para el resto de redes.

Por su parte, el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, ha valorado la labor de José Barreiro como "esencial" para entender la evolución del grupo y también ha querido destacar la visión y desempeño de Juan Asúa durante los últimos 5 años al frente del negocio en España. Juan Asúa sustituye a Barreiro al frente de CIB.

Ángel Cano también ha subrayado la importancia de la gestión de Juan Asúa en España en los momentos más complicados de la crisis. "Tanto Juan Asúa como Jaime Sáenz de Tejada han realizado una labor excelente en momentos muy complicados. Que ambos estén presentes en el comité de dirección garantiza la calidad y la continuidad del modelo de gestión", ha señalado el consejero delegado de BBVA.

Juan Asúa (49 años), durante los últimos cinco años ha ocupado la dirección de España y Portugal. Antes fue director de Banca Corporativa Global y de mercado de capitales. Previamente fue responsable de Empresas y Corporaciones y miembro del comité de dirección desde el 2006. Pasa a ocupar la dirección de Corporate & Investment Banking.

Jaime Sáenz de Tejada (44 años), hasta la fecha era el director de desarrollo de negocio de BBVA en España y Portugal. Antes fue director territorial de la zona centro, consejero delegado de BBVA-Banco Continental en Perú y director de la oficina de BBVA en New York y responsable de Banca Corporativa y de Inversión en América, entre otras funciones. Pasa a ocupar la dirección de España y Portugal y a formar parte del comité de dirección de BBVA.

Para información financiera adicional sobre BBVA visitar:
http://accionistaseinversores.bbva.com
Para más información de BBVA ir a: http://prensa.bbva.com/

Acerca de BBVA
 

BBVA es un grupo financiero global fundado en 1857 con una visión centrada en el cliente. Tiene una posición sólida en España, es la primera entidad financiera de México, y cuenta con franquicias líder en América del Sur y la región del Sunbelt en Estados Unidos. Su negocio diversificado está enfocado a mercados de alto crecimiento y concibe la tecnología como una ventaja competitiva clave. BBVA es uno de los primeros bancos de la eurozona por rentabilidad de los recursos propios (ROE) y eficiencia. La responsabilidad corporativa es inherente a su modelo de negocio, impulsa la inclusión y la educación financieras y apoya la investigación científica y la cultura. BBVA opera con la máxima integridad, visión a largo plazo y mejores prácticas, y está presente en los principales índices de sostenibilidad.