Realia está negociando con varios bancos la firma de un acuerdo para recibir un préstamo, con el fin de cancelar la deuda actual, que vence en abril de 2017.

La inmobiliaria, controlada por Carlos Slim, a través de su filial Patrimonio, está en proceso de negociación para conseguir un préstamo de hasta 700 millones de euros. El préstamo estará gestionado por CaixaBank y otras entidades financieras españolas. El fin de esto es pagar otro préstamo anterior, valorado en 680 millones de euros que caduca en abril de este año.

La inmobiliaria llevó a cabo una reestructuración de su deuda en el 2007, mediante un proceso basado en suscripciones de crédito sindicado con Caja Madrid y Banesto, “que posteriormente cedieron parte de su exposición a otras 14 entidades, hasta sumar un total de 16, por un importe máximo inicial de 1.087 millones de euros, que se ha ido amortizando”.

Del mismo modo, fuentes cercanas a la negociación han explicado que Caixa Catalunya traspasó la deuda total de Realia Patrimonio a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb); Banco Sabadell y Liberbank hicieron lo mismo con Gold Sachs International Bank y con CitiBank; e Hypothekenbank Frankfurt traspasó su deuda a las entidades Axa France IARD, Axa Insurance UK y MML Dublin Mortgage Loans.

La firma pretende disminuir su endeudamiento mediante un plan de viabilidad financiera, es por esto que recurren a las negociaciones de este nuevo crédito.