Desde que comenzó el año, los rumores sobre todos los problemas que acumula Deutsche Bank han provocado que sus acciones caigan más de un 53%, llevando su cotización a mínimos históricos. ¿Quiénes son los inversores que más pierden?
 
La fuerte caída de las acciones del mayor banco alemán ha provocado que en estos momentos si cotizara en el Ibex estaría solo por detrás de CaixaBank en cuanto a capitalización se refiere. Tanto Santander como BBVA valen en estos momentos casi cinco veces más que la mayor entidad sistémica del mundo.
 
Los problemas por los que atraviesa Deutsche Bank son muchos y muy profundos. En estos momentos casi todo el mundo conoce las dificultades por las que atraviesa; de negocio (tipos cero), regulatorias, legales…  de balance.
 
Hace unos días se conocía que las autoridades americanas habían impuesto una multa al banco por comercializar productos ligados a las subprime en el país. La cantidad que se ha marcado inicialmente es de 14.000 millones de dólares, una cifra muy cercana a su valor bursátil. A la espera de que se conozca cuál será el dinero que tendrá que pagar definitivamente, los expertos se preguntan si tendrá capital suficiente como para hacer frente a ese desembolso y mantener sus ratios de capital. Lo más probable es que no.
 
Por si fuera poco, hoy Bloomberg ha publicado que varios hedge funds de tamaño considerable que usaban al banco alemán como compensador de sus transacciones de derivados estaban transfiriendo sus posiciones a otros bancos y retirando la liquidez depositada. Más madera para un banco que no es capaz de apagar todos los incendios que le van apareciendo en su camino.
 
La posibilidad de que Alemania tenga que rescatar el banco, o que alguna otra entidad financiera europea pudiera entrar en su capital –dando así pie a que se inicie la unión bancaria total, la primera entidad transeuropea- puede ser uno de los puntos positivos en este círculo vicioso en el que sigue inmerso el sistema financiero del viejo continente.
 
Pero, ¿quién saldría perdiendo de una caída de Deutsche Bank? ¿Quién está viendo cómo se reduce el valor de sus inversiones?
 
Según los datos de Facset, los inversores institucionales tienen un 39,4% del capital del banco alemán. Las primeras diez posiciones controlan casi una cuarta parte del banco, con lo que sus pérdidas son considerables.
 
De acuerdo con estos datos,  de estas entidades, seis habían reducido posiciones durante el segundo trimestre. A la espera de que se publiquen los datos correspondientes al periodo julio- septiembre, esta es la radiografía de los fondos con más peso en Deutsche Bank, según Facset.
 
BlackRock, que es el principal inversor institucional de los bancos en el Ibex, también es el mayor accionista institucional de la entidad alemana.
 
El segundo accionista es el miembro de la familia real catarí,  Al Thani Hamad, que controlaba alrededor de un 3% de la entidad.
 
Lo peligroso para el sector es que la mayor parte de las entidades que siguen en el capital del banco son gestoras de grandes bancos, como Merrill Lync, Goldman Sachs o Commerzbank, tal y como puede verse en el siguiente gráfico.

participacione

 
Con todo, hay entidades que siguen comprando acciones del banco, y otros que han salido totalmente de su capital.

Cambios tres meses


Si estos fondos hubieran apostado por invertir en el DAX en los últimos cinco años, habrían ganado algo más de un 84%. Sin embargo, el banco ha caído en este tiempo algo más de un 61%.

Deutsche Bank


En la actualidad, la recomendación del banco sigue siendo de mantener un un precio objetivo de 13,14 euros por acción.