Como parte de la reestructuración llevada a cabo por el banco, mediante la separación de la actividad principal de la inmobiliaria y con el objetivo de que una parte de la organización esté centrada en la generación del negocio rentable y recurrente de pymes y familias, y la otra, en la reducción de activos no productivos y en la rentabilización del negocio inmobiliario, Popular ha puesto en marcha su Red de oficinas especializadas en el negocio inmobiliario y transformación de activos. 
 
Dicha Red, contará con 40 oficinas, cuatro Direcciones Regionales y una plantilla de 400 empleados y dependerá de la Dirección General de Negocio Inmobiliario y Transformación de Activos. La distribución territorial de la misma es la siguiente:
 
Cataluña y Levante: 12 oficinas
Madrid y Centro: 10 oficinas
Norte y Pastor: 10 oficinas
Andalucía: 8 oficinas

 
Esta Red tendrá como principal misión gestionar el negocio inmobiliario del banco, así como la gestión integral de las recuperaciones, con una perspectiva de optimización de capital alineada con los objetivos generales del banco de reducción de activos improductivos.