Popular ha diseñado un plan de actuación centrado en incrementar los ingresos, optimizar los costes y reducir el volumen de activos no rentables. El objetivo de dicho plan es aumentar la rentabilidad del banco y, por tanto, mejorar igualmente la evolución de la acción.

De esta forma y con el fin de desarrollar el modelo de negocio de Popular, el banco adapta su gestión hacia una mayor segmentación y especialización. Esta evolución implica transformar el actual modelo de distribución y operativo, adaptar el modelo de riesgos y adecuar para ello la estructura organizativa de forma acorde a dicho proceso.

Como novedades principales cabe destacar la creación de:

 La Dirección General de Transformación Digital, cuya finalidad principal será acelerar el proceso de digitalización de la entidad iniciado recientemente.

 La Dirección General de Medios, -que agrupará los recursos materiales, los recursos técnicos, personas, organización y operaciones-, cuyo objetivo será agilizar los procesos, mejorar la eficiencia y lograr una mayor optimización operativa para reducir costes y adecuar la capacidad productiva de la entidad.

 La Dirección General de Negocio Especializado. En un entorno como el actual, en pleno proceso de cambio y reconversión en el Sistema Financiero, la especialización se ha convertido en un factor clave. De esta forma, el banco ha decidido desarrollar bajo ese criterio los negocios generados en el ámbito del consumo, banca privada, seguros, gestión de activos, medios de pago y comercio exterior, entre otros.

Estas nuevas Direcciones Generales, más las ya existentes, se ocuparán de gestionar el negocio rentable y
recurrente del banco.
 Por otro lado, se crea la Dirección General de Negocio Inmobiliario y Transformación de Activos, en la que se incluirán todas aquellas actividades no principales de la actividad del banco que se encuentran en la actualidad en pleno proceso de definición. Su gestión se realizará de forma independiente y separada de la actividad principal del banco, reportando directamente al Consejero Delegado.

En el nuevo organigrama del banco, aprobado hoy por el Consejo de Administración, siete Direcciones Generales pasarán a depender del consejero delegado, dos dependerán directamente del presidente y la de Auditoría seguirá dependiendo de la Comisión de Auditoría del Consejo: