OHL cerró el ejercicio 2015 con un beneficio neto de 56 millones de euros, lo que supone una mejora del 139,7% con respecto al año anterior. Además, registró unos ingresos de 4.368 millones.


OHL logró el año pasado un ebitda de 967 millones, lo que supone un descenso del 7%. La empresa ha justificado esta caída por los menores márgenes registrados en la división de ingeniería y construcción.
 

Las ganancias netas de la empresa presidida por Juan Miquel Villar Mir se disparon un 140% por menores provisiones y mayor aportación de su participada Abertis, en la que controla un 16%. El resultado de explotación (ebit) ha crecido un 11,5% hasta los 684,8 millones de euros por esas menores provisiones.
 

Hay que recordar que el año pasado estuvo marcado por la ampliación de capital de 1.000 millones y la investigación que está llevando a cabo el regulador de la Bolsa mexicana por la forma de contabilizar esa filial.
 

Las ventas aumentaron un 20,2%, hasta 4.368,9 millones de euros con crecimiento de doble dígitoen los negocios de Concesiones, Ingeniería y Construcción y Desarrollos.
 

La deuda neta del grupo se situó al cierre del año pasado en 4.007 millones, lo que supone un fuerte descenso del 29%. En los últimos días, la constructora ha realizado varias operaciones para reducir su deuda aprovechando los recursos obtenidos con la ampliación. Ha lanzado un plan de recompra de bonos por valor de 300 millones y ha amortizado de forma anticipada 187 millones del préstamo de 874 millones que tiene vinculado a su 16% en Abertis, de la que es el segundo accionista.
 

El endeudamiento financiero bruto sin recurso asciende a 4.201,2 millones de euros, y disminuye en 1.023 millones  por las desconsolidación de varios activo: 516,7 millones de euros por la clasificación de Metro Ligero Oeste y Superficiaria Los Bermejales, como activos no corrientes mantenidos para la venta; y 234,6 millones de euros por dejar de consolidar Aeropistas y Autopista Eje Aeropuerto.
 

El 82,6 % de la cifra de negocio se registró en el exterior, frente al 79,4 % de 2014. Por mercados, EEUU y Canadá aglutinaron el 23,7% del total; España, el 17,4%; México, el 16,9%, y Europa Central y del Este, el 14,8%.
 

Por negocios, la división de ingeniería y construcción aportó el 87 % de las ventas y el 14 % del ebitda, con una facturación de 3.799,5 millones, el 20 % más, debido a la actividad internacional, especialmente en Estados Unidos y en Oriente Medio por el proyecto de La Meca-Medina.