La compañía finlandesa de redes de telecomunicación Nokia anunció hoy el acuerdo de compra de la totalidad de las acciones de su rival francesa Alcatel-Lucent en una operación valorada en 15.600 millones de euros.

La transacción, que se realizará mediante una oferta pública de canje de acciones entre ambas compañías, convertirá al grupo resultante en el segundo mayor fabricante mundial de redes de telefonía móvil, por detrás tan solo de la sueca Ericsson.

De esta manera, Nokia dará a los accionistas de Alcatel-Lucent 0,55 acciones de la empresa combinada por cada una de sus acciones antiguas, lo que resultará en que un 33,5% de la entidad que estará en manos de Alcatel y Nokia tendrá el 66,5% si la oferta pública de canje es aceptada totalmente.

Según los planes, el acuerdo será concretado en el primer semestre del 2016. La compañía combinada tendrá cerca de 114.000 empleados y unas ventas de unos 26.000 millones de euros.

El anuncio llega solo un día después de que Nokia reconociese que existían las conversaciones.Ayer, la tecnológica confirmó que mantiene "negociaciones avanzadas" para adquirir a su rival franco-estadounidense, en respuesta a las especulaciones al respecto aparecidas en la prensa.