Mapfre cerró 2015 con un beneficio neto de 709 millones de euros, un 16,1% menos que en el ejercicio anterior debido a la caída del resultado técnico del negocio de No Vida (fundamentalmente, el impacto de las nevadas en EEUU), el repunte de la siniestralidad y una mayor tasa impositiva en algunos países.

Los ingresos de Mapfre en el año 2015 crecieron un 4,1%, hasta superar los 26.700 millones de euros, y las primas ascendieron a 22.312 millones de euros, lo que descontando la aportación de CatalunyaCaixa, supone un crecimiento del 2,3%.

Durante el año 2015, el patrimonio neto se situó en 10.408 millones de euros, un 9,3% menos, por la caída de la cartera de inversiones financieras y la depreciación de las principales divisas frente al euro, entre otras razones.

Los fondos propios se situaron en 8.574 millones, y los activos totales se situaron en 63.489 millones de euros.

El ratio combinado se situó al finalizar el año 2015 en el 98,6%, lo que supone un aumento de 2,8 puntos porcentuales, de los que 1,3 puntos porcentuales son consecuencia de los siniestros extraordinarios producidos por las tormentas de nieve en Estados Unidos. “Los ingresos y las primas siguen creciendo, lo que demuestra la confianza que los clientes tienen en Mapfre; pero debemos seguir avanzando para mejorar nuestra eficiencia y rentabilidad”, ha señalado Antonio Huertas, Presidente de Mapfre.

En este sentido, la compañía ha aprobado recientemente su plan estratégico para el período 2016-2018, que pone el foco en el crecimiento rentable y tendrá como ejes la orientación al cliente, la transformación digital, la excelencia en la gestión técnica y el fortalecimiento de la cultura interna y desarrollo del talento humano. El Presidente de Mapfre también ha repasado el plan estratégico 2013-2015, que se cierra con un alto grado de cumplimiento y ha destacado que durante ese periodo el Grupo ha destinado 1.232 millones de euros a retribuir a sus accionistas, con lo que la rentabilidad media de la compañía supera el 12 por ciento anual, considerando el dividendo percibido y la revalorización media de la cotización. Asimismo, Antonio Huertas ha reafirmado el compromiso de Mapfre con los principales objetivos estratégicos del Grupo para 2016, que se concretan, entre otros, en lograr un ratio combinado inferior al 96%, un ratio de gastos del 28% y mantener un pay out superior al 50%.

Por otra parte, Mapfre ha avanzado en el desarrollo de su estrategia digital, con el lanzamiento internacional de la marca Verti para este negocio a partir de 2017. Alemania e Italia serán los primeros países en los que esta marca se implantará. A día de hoy, el negocio digital representa el 4 por ciento del total de negocio de Mapfre. En esta misma línea, Mapfre ha alcanzado un acuerdo con la empresa británica Admiral para la creación de una sociedad conjunta al 50%, denominada Preminen, que desarrollará en distintos países un negocio de comparadores online de seguros, como el que opera en España bajo la marca Rastreator.com.

El Consejo de Administración ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas un dividendo complementario con cargo a los resultados del ejercicio 2015 de 7 céntimos de euro brutos por acción. Así, el dividendo total con cargo a los resultados del ejercicio ascenderá a 13 céntimos de euro por acción, con una rentabilidad del 4,9 por ciento. Mapfre destina el 56,5% de su beneficio a dividendos.

resultados mapfre