MADRID, 13 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- “La heredera”, “la elegida”, “la primogénita”. Qué no se habrá dicho o escrito en estos últimos días sobre Ana Patricia Botín, la nueva presidenta de Banco Santander, tras la inesperada muerte de su padre, Emilio Botín. La mujer que toma las riendas de la entidad lleva años formando parte de los ránkings más selectos sobre economía y poder en el mundo pero desde el martes lidera uno: es la mujer más poderosa del sistema bancario mundial.La revista Fortune, especialista en esto de los rankings, lo tiene claro y así titula: “Conociendo a la mujer más poderosa del sistema financiero”. Fortune incluye ahora a la presidenta del Banco Santander como una de las seis mujeres que dirigen una de las 100 principales firmas del mundo. Pero es que Ana Patricia es la única que lidera una organización financiera. La columinista de la revista y además miembro del consejo de administración de Banco Santander, Sheila Bair, cree que Ana Patricia “ha roto así otro techo de cristal”.

Ana Patricia corona esta lista después de, por ejemplo, haber compartido podio el año pasado con la mismísima reina de Inglaterra. Hace unos meses, la primogénita del desaparecido Emilio Botín fue nombrada por la BBC la tercera mujer más poderosa del Reino Unido, después de la reina Isabel y de la ministra de Interior, Theresa May.
En el ámbito de la economía mundial, por encima de ella sólo están la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.
Toda la información sobre la muerte de Emilio Botín.
También es la tercera mujer en el mundo con más poder en los negocios por capitalización bursátil: por delante están Virgina Rometty, presidenta de IBM, e Indra Nooyi, que lidera PepsiCo.
Además, la ya exconsejera delegada de Santander en Reino Unido, Santander UK, aterrizó en febrero en el puesto 41 del ránking de las mujeres más poderosas del mundo según Fortune y, obviamente, ocupa uno de los primeros puestos en la recién nombrada lista centrada en Europa, Oriente medio y África.
Para el editor de Financial Times que cada semana escribe el The person in the news en el influyente rotativo financiero británico, Ana Patricia es la protagonista. “El presidente ha muerto”, dijo cuando en la madrugada del martes llamó por teléfono a los miembros de su equipo en Londres, “porque ella nunca le llamaba 'mi padre', asegura Financial Times. Sólo después de la reunión con el Consejo de Administración del banco que la nombró presidenta, continúa el diario, Ana Patricia se tomó un tiempo para la familia y los amigos.
Solo el presidente de JP Morgan me parece más centrado que ella
Y más ránkings. Banco Santander será, junto con el sueco SEB, el único gran banco europeo presidido por una mujer. Y en España, el único porque solo un alto cargo financiero lo ocupa una mujer: María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. Con permiso de Belén Romana, presidenta del llamado “banco malo”, o Sareb (Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria).
En Reino Unido están los verdaderos dueños de Banco Santander
Mauro Guillén, profesor de la Wharton School, director del Lauder Institute en Philadelphia y autor del libro, “Banco Santander, el banco”, comentaba a Fortune que la decisión de Emilio Botín de enviar a Ana Patricia a Reino Unido para liderar allí el banco fue un claro movimiento hacia su sucesión, porque el objetivo era que se relacionase con los verdaderos dueños dela entidad: los inversores institucionales británicos.
“Es la persona más centrada que conozco, solo comparable con el presidente de JP Morgan, Jamie Dimon”, declara en Financial Times Bill Winters, amigo cercano de Ana Patricia Botín y exnúmero dos de JP Morgan. De hecho, fue en el banco estadounidense donde la presidenta de Banco Santander inició su carrera. Después volvió a España donde lideró una incursión fallida en la banca de inversión en Latinoamérica y Asia, para más tarde presidir Banesto. Conoce por tanto el mercado doméstico, pero también el estadounidense donde además cursó sus estudios universitarios parte de ellos en Harvard; el británico donde fue al colegio; y los mercados emergentes.
Sin duda, Ana Patricia Botín podría ser “la preparada”, un mote atribuido en los últimos meses al nuevo Rey, Felipe VI. La nueva generación toma el relevo en las altas esferas del poder.
Leer también:
Así es Javier Marín, el llamado a ser la mano derecha de Ana Patricia Botín.