El primer smartphone del mundo que, en teoría es completamente seguro, se agotó tan solo dos días después de salir a la venta. El Blackphone, de la compañía Silent Circle, basado en el modelo Android, está diseñado para bloquear ataques de todo tipo, incluidos – y este es su principal argumento de venta – los de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés).

Según Kaspersky Lab, la base del sistema de seguridad del Blackphone es su plataforma PrivatOS basada en Android y las aplicaciones Silent Phone y Silent Text. Son servicios de comunicación cifrados con un servicio de directorio común. Trabajan a través de conexiones móviles y WiFi de banda ancha. Permiten a los usuarios realizar llamadas y videollamadas, así como enviar mensajes de texto y transferencias de datos, sin depender de un servidor – que puede ser vulnerable a la caza furtiva de datos. La plataforma PrivatOS también incluye controles de permisos muy exhaustivos.

Con un precio de venta de 629 dólares (casi 500 euros), el Blackphone ha superado sus propias expectativas y una primera revisión realizada por Ars Technica respalda la seguridad del Blackphone. ¿Su valoración? “El Blackphone es muy muy seguro.”

Los primeros resultados demuestran que el Blackphone es seguro, pero ¿cómo ejecuta las operaciones diarias típicas de un smartphone?

Dado que el teléfono utiliza redes de cualquier tipo, disponibles en cualquier área, la calidad de las llamadas y las videollamadas puede verse afectada, según Ars Technica. Además, el ecosistema de Google no está disponible en el dispositivo – incluido Google Play y todas las aplicaciones asociadas – por lo que los usuarios tendrán que descargar paralelamente aplicaciones de terceros. Las aplicaciones de la tienda Amazon funcionan bien en el dispositivo.

Pero esta descarga paralela de aplicaciones podría suponer una vulnerabilidad frente a amenazas de malware, por lo que los expertos de Kaspersky Lab instan a los usuarios a ser prudentes y no perder de vista los riesgos que puedan surgir al descargar una app con fines maliciosos. Proteger el dispositivo con una solución de seguridad compatible, nunca está de más. El teléfono es una buena opción para aquellas personas y empresas que tienen muy en cuenta la privacidad y que tienen conocimientos de tecnología, pero puede suponer un problema para los demás usuarios. Y cualquier persona que decida usarlo debe estar preparada para tomar precauciones adicionales, que hagan su Blackphone aún más seguro, una vez que empiezan a usar aplicaciones de terceros.

Links de utilidad:

http://blog.kaspersky.es/los-pros-y-los-contras-de-blackphone-el-nuevo-movil-anti-nsa/

Sala de Prensa de Kaspersky Lab España

Sobre Kaspersky Lab

Kaspersky Lab es la mayor empresa privada de soluciones de seguridad endpoint del mundo. La compañía se incluye entre los 4 mayores proveedores de soluciones de seguridad endpoint del mundo*. A lo largo de sus más de 15 años de historia, Kaspersky Lab ha seguido innovando en seguridad TI y ofrece soluciones de seguridad eficaces para grandes empresas, PYMES y consumidores. Actualmente, Kaspersky Lab opera en casi 200 países y territorios de todo el mundo, ofreciendo protección a más de 300 millones de usuarios. Más información en www.kaspersky.es

La empresa se sitúa en la cuarta posición en el Ranking Mundial de Proveedores de Seguridad Endpoint (por ingresos) de IDC en 2011. Esta clasificación se ha publicado en el informe de IDC "Worldwide Endpoint Security 2012–2016 Forecast and 2011 Vendor Shares (IDC #235930, July 2012)”. El informe clasifica los proveedores de software de acuerdo a los ingresos obtenidos en la venta de soluciones de seguridad endpoint en 2011.

 

Síguenos en:

http://twitter.com/#!/KasperskyES

© La información contenida en la presente puede ser modificada sin previo aviso. Las únicas garantías de los productos y servicios de Kaspersky Lab quedan establecidos de ahora en adelante en las declaraciones de garantía expresa que acompañan a dichos productos y servicios. Ninguno de los contenidos de la presente podrá ser interpretado como garantía adicional. Kaspersky Lab no se hace responsable de los errores técnicos o editoriales u omisiones presentes en el texto.