La compañía andaluza acaba de adelantar la conversión de una emisión de 260 millones de euros en renta fija en acciones de su filial estadounidense, Abengoa Yield.
 
Según informa el diario Cinco Días, la firma continúa con su proceso de reducción de deuda y los dueños de una emisión de bonos convertibles han optado por la conversión antes de esperar al vencimiento previsto para marzo de 2017.
 
El bono fue emitido el pasado mes de febrero y era canjeable  a los 180 días de su emisión, aunque la complicada marcha de la compañía ha provocado que la mayor parte de los bonistas haya optado por cambiarlos por acciones de Abengoa Yield. En total, estos inversores se han quedado con un 7,5% de la compañía que cotiza en Wall Street.
 
Todo a pesar de las pérdidas que seguro van a acumular ya que, de acuerdo con el diario, el precio de la conversión está cerca de los 39 dólares por título y la filial de Abengoa cotiza a 18, lo que implica una devaluación de casi un 50%. Lo que ocurre es que en estos momentos nadie puede garantizar que Abengoa siga en pie en marzo de 2017.
 
En total, Abengoa posee un 41,5% de Abengoa Yield aunque gran parte de este capital se usa de garantía para obtener liquidez en estos momentos de zozobra de la empresa.
 
Acceda aquí a todos los análisis de Abengoa-B