La compañía vallisoletana de diseño, desarrollo y fundición de piezas de hierro para suministrar a los fabricantes del sector del automóvil mejoró sus beneficios un 59% en 2016 y su cifra de ventas un 22%. 

El EBITDA de Lingotes Especiales fue positivo por 18.847 miles €, creciendo el 46% sobre 12.903 miles de € del ejercicio anterior. Asimismo, el BAI subió hasta 14.197 miles € , frente a los 8.912 miles de € del mismo periodo del ejercicio anterior y aumentando el 59%. Todo ello esta fundamentado en el control exhaustivo interno para ajustar costes, reducir gastos y aumentar la productividad con inversiones, así como por el crecimiento de la cifra de negocios, también el 22%.

La cifra de negocios creció el 22%, después de que los 2 años anteriores ya lo hiciese por otro 25% y 7% respectivamente, debido a la política comercial intensiva y a la diversificación de clientes y productos, y a la productividad y competitividad por las inversiones.

En cuanto a las inversiones, durante el ejercicio han modificado las líneas de fundición para ampliar la capacidad, incrementado también la capacidad de mecanizado de piezas, tanto de chasis, como de motor, para poder suministrar partes y componentes listas para el primer equipo , sobre todo del sector automoción, que se esperan que supongan un mayor incremento del valor añadido y por tanto de la cifra de negocios en un futuro.

Según previsiones del sector, existen perspectivas ciertas de crecimiento, calculándose que en el 2017 la actividad de Lingotes Especiales crecerá al menos el 5%.