A lo largo de estos últimos años han ido apareciendo nuevos modelos de negocios en el sector inmobiliario, como son las socimis. Un tipo de empresa que ha ido cambiando el modelo de negocio gracias a la adquisición, promoción y rehabilitación de activos de naturaleza urbana para su arrendamiento.

Según numerosos expertos, el sector inmobiliario español seguirá creciendo, este ha sido el caso de Lar España que nació en marzo de 2014 y que actualmente con el impulso del crecimiento del sector inmobiliario ha entrado en una nueva fase de desarrollo. La socimi prevé rotar activos y contar así con nuevos fondos para acometer adquisiciones en retail y logística.

Según explicó el presidente de la compañía, José Luis del Valle, “No tenemos intención de ampliar capital por lo menos este año, ya que contamos con la posibilidad de rotar activos”.

Lar, preveía inversiones por más de 200 millones en 2017, por esa razón adquirió el pasado marzo un centro comercial en Toledo y 22 locales ocupados por Eroski por 110 millones. La compañía dispone actualmente de 16 superficies comerciales con un valor de 1.081 millones, cuatro activos logísticos en Guadalajara, valorados en 79 millones de euros y cinco edificios de oficinas en Madrid y Barcelona, valorados en 171 millones.

La compañía ya está comercializando la promoción Lagasca 99, por el que espera tener unos ingresos de 210 millones de euros, a repartir al 50% con su socio Pimco. Actualmente tienen comercializados casi un 60% de los pisos de lujo de ese edificio, que esperan concluir en verano de 2018. La socimi repartirá en el primer trimestre de ese mismo año un dividendo extraordinario con parte de las plusvalías obtenidas por la venta de Lagasca 99. Es necesario recalcar que la empresa cuenta con la posibilidad de aumentar su ratio de endeudamiento, hasta llegar al 50% desde el 38% actual respecto al valor de los activos, lo que le aportaría más capacidad de compra.

La compañía, reflejó en un comunicado ayer a la CNMV que habían aprobado en su junta general de accionistas el pago de un dividendo de 30 millones de euros con cargo a 2016.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión sitúan el valor de la compañía en una puntuación de 8,5 sobre 10 en tendencia alcista de largo y medio plazo y con un momento y volatilidad que apoya las subidas en todos los plazos.