MADRID, 25 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La reforma fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy establecía un nuevo criterio que permitirá retirar los fondos de un plan de pensiones a los 10 años de haber abierto el plan, lo que podría llegar a impulsar estas inversiones en un 10%.

De esta forma, la modificación realizada por el Ejecutivo añade esta opción a las dos previas para poder retirar el dinero invertido en un fondo de esta naturaleza, que eran enfermedad grave y desempleo de larga duración.
Así varios expertos han asegurado que la inyección de liquidez va a convertir a los planes de futuro en una importante fórmula de ahorro.

"Va a incentivar el ahorro a largo plazo y a quitar el miedo de muchos inversores a la falta de liquidez (…) de los planes de pensiones", ha señalado el director de Vida, Pensiones y Servicios Financieros de AXA, Luis Sáez de Jáuregui, en declaraciones recogidas por Cinco Días.'EFECTO LLAMADA' A

FINALES DE AÑO

La socia de la constructora Mercer Rosa María di Capua la posibilidad de recuperar la inversión de estos planes "tendrá un efecto llamada" en un momento del año en el que aumenta considerablemente el número de planes que se contrata debido a las ventajas fiscales que conlleva.

Así, diversas fuentes han subrayado que 2014 se podría convertir en el mejor año en cuanto a la contratación de este producto desde que comenzó la crisis.