José Manuel Vargas, presidente de Aena, pidió en la Junta de accionistas celebrada en el día de ayer, que la compañía tiene el deseo de crecer en el exterior y ser protagonista de la consolidación mundial del negocio aeroportuario. 

Vargas dijo que era necesario comenzar el inicio de “la siguiente etapa para una compañía con capacidad y vocación de liderazgo en el sector aeroportuario en un contexto de configuración de un nuevo mapa global”. También pidió “un rol más activo por el interés de accionistas y, colateralmente, de la economía española. Reclama también el compromiso del Estado, primer accionista con el 51%, para no limitar las posibilidades y el recorrido del grupo.

Ante estas perspectivas, horas antes en unas jornadas organizadas por Seopan, Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, declaró que Aena no posee limitaciones para crecer fuera de España por el hecho de que tenga al Estado como principal accionista. “Creo que tiene capacidad para ello, y la prueba es que estando como están, gestiona y comparte la gestión de otros aeropuertos fuera de nuestro país con un crecimiento notable, entre ellos, por ejemplo el de Luton (Londres)”.

De la Serna ya ha reconocido en numerosas ocasiones que ampliar la privatización de Aena está sobre la mesa y que simplemente es una cuestión ligada al crecimiento exterior, de forma que sin un mayor grado de privatización sea difícil competir con otros en el exterior. Por lo que el futuro de este posible crecimiento aún está por determinarse.