Un nuevo “crackeo” a Wall Street ha saltado a primera plana. Esta vez se utilizaba la información de notas de prensa con resultados de compañías cotizadas para operar. El delito está en que se robaba la información de las agencias de noticias antes de que éstas difundieran la información. Una operativa que ha otorgado beneficios de hasta 100 millones de dólares pero que ha sido destapado por la SEC. 


Utilizar información que dan las compañías para invertir, aunque sea vía derivados financieros para aumentar el poder de inversión, a priori no es delito. Si para conseguirlo antes de que llegue al gran público te infiltras en sistemas informáticos de las agencias de comunicación que se dedican a distribuir esa información a analistas, inversores y periodistas, sí lo es. La SEC acaba de destapar a un grupo de informáticos y veteranos traders que obtuvieron hasta 100 millones de dólares invirtiendo en bolsa a través de este método. Un paso más a la simple operativa que les hemos contado en otras ocasiones también llevadas a cabo por informáticos. (Ver: Desplumar al mercado pulsando una tecla: los villanos de la bolsa)

En total 100.000 documentos financieros pasaron por sus manos. Los mismos que utilizaban, previo cotejo con las previsiones de los analistas, para invertir al alza o a la baja con opciones aprovechando los bruscos movimientos de las acciones cada vez que actualizan al público la evolución de su negocio. El objetivo de estos “villanos de la bolsa” eran principalmente tres empresas: PRNewsWire Association, Marketwired y Business Wire, esta última propiedad de Warren Buffet, que reciben por adelantado los resultados de miles de cotizadas en las Bolsas estadounidense. En el momento de subir la información a sus sistemas de distribución de contenidos, en un tiempo que varía entre algunos minutos y varios días, pescaban la información para pasársela en el acto a los directores de la organización.

Una vez la nota de prensa era publicada, se cerraba la posición que habían abierto durante el período previo a la difusión del contenido. Una operativa que llevaron a cabo desde 2010 a 2014 robando contraseñas, utilizando ordenadores diseñados para borrar cualquier evidencia de los ataques informáticos, destruyendo cualquier identidad y localización de los ordenadores utilizados para acceder a los servicios de las agencia…. A veces, los hackers recibían una comisión fija y, en otras, un porcentaje de los beneficios obtenidos a través del trading con información no pública robada, tal y como informa el comunicado enviado por el regulador estadounidense.

La fiscalía de Nueva Jersey ha levando cargos de acusación contra una decena de personas entre las que se encuentra Vitaly Korschevsky, financiero ruso con base en EEUU que había montado su propio fondo de inversión (NTS Capital) y que parece la figura más relevante de la trama. Operaban desde Odessa, Kiev, Moscú, Glen Mills y Alpharetta, en EEUU.

Tal y como informa el archivo de la SEC, hubo varias cuentas abiertas anombre de Arkadiy Dubovoy o en el nombre de entidadades de su propiedad que estaban implicadas en la trama y generaron en torno a 11 millones de dólares de beneficios. Cuentas de brókers como Options House, Trade King , Charles Schwab, E-Trade, Fidelity o Merril Lynch.