El Beneficio Neto de Ibedrola en el primer semestre ascendió a 1.456,7 millones, con un descenso del 3,3% frente al obtenido en el primer semestre de 2015
 
El Beneficio Neto de Ibedrola en el primer semestre ascendió a 1.456,7 millones, con un descenso del 3,3% frente al obtenido en el primer semestre de 2015 debido a la contabilización el año pasado de impactos fiscales positivos no recurrentes (220 millones por reversión de provisión fiscal). La compañía confía en que este efecto se corregirá en el año debido al saneamiento de la central de Longannet realizado en el cuarto trimestre de 2015 por 206 millones antes de impuestos. El Beneficio Neto Recurrente alcanza los 1.427,0 millones (+13,9%).

El primer semestre de 2016 se ve impactado por la evolución de las divisas. La devaluación de la Libra Esterlina y el Real brasileño no se han visto compensadas por un Dólar estadounidense sin variaciones frente al primer semestre de 2015.

El Resultado Financiero Neto de Iberdrola mejora más de un 30%, fruto de la caída del coste financiero y del valor de mercado de las coberturas de tipo de cambio realizadas a comienzos de año sobre la Libra Esterlina y el Dólar estadounidense.

El EBITDA consolidado aumenta un 1,4% respecto al primer semestre de 2015, alcanzando los 3.892,1 millones y reflejando la mejora de la cuenta a nivel operativo desde el primer trimestre del año (enero-marzo: -6.0%). El EBITDA de Renovables empeora un 3,0%, ya que la mejora de la producción en España (+7,0%) y de EE.UU. (+10,3%) no es capaz de compensar el deterioro del negocio británico, fruto de una menor producción (-26,2%) y menores precios respecto al primer semestre de 2015.

Las Amortizaciones del Grupo caen un 2,0% en el semestre, frente al mismo periodo del año anterior, debido a los saneamientos realizados en 2015 con vistas al cierre de la central de Longannet en Reino Unido (66 millones) y a la extensión a 40 años de la vida útil de las torres y otros componentes de la obra civil de los parques eólicos (76 millones).

La Deuda Financiera Neta se sitúa en 27.978 millones, aumentando en 1.777 millones desde junio 2015 debido fundamentalmente a la consolidación de UIL. En términos proforma, la deuda disminuye en 576 millones consecuencia del impacto de la depreciación de la libra. El apalancamiento financiero empeora ligeramente debido a la consolidación de UIL y permanece estable frente al proforma de hace un año, hasta el 41,4% frente al reportado en junio de 2015 del 40,7%.

Los Fondos Generados en Operaciones a cierre del primer semestre crecen un 6,5% y se sitúan en 3.226,8 millones.