Grifols cerró 2014 con una cifra de negocio récord de 3.355,4 millones, incluyendo el negocio de diagnóstico transfusional adquirido a Novartis en enero de 2014. 

Con respecto a 2013, Grifols ha aumentado sus ingresos un 22,4% y un 24,1% sin tener en cuenta los efectos del tipo de cambio (cc).

La adquisición de la unidad de diagnóstico transfusional ha modificado los pesos relativos de las divisiones de Grifols. Así, los resultados correspondientes a 2014 muestran los cambios previstos: la División Bioscience diluye su peso hasta el 74,9% de la facturación, la División Diagnostic aumenta su participación hasta el 18,5% y la División Hospital representa el 2,8% de los ingresos.

En EEUU y Canadá, los ingresos han aumentado un 20,6% (21,7% cc) y han alcanzado 2.042,7 millones. Representan el 60,9% de los ingresos totales del grupo, incluyendo los ingresos procedentes de la unidad de diagnóstico adquirida que, además de contribuir a potenciar la facturación de la División Diagnostic en estos mercados, ha reforzado la red comercial.

En la Unión Europea la progresión de las ventas en el tercer y cuarto trimestre ha confirmado la recuperación prevista de los ingresos en términos comparables. Los ingresos generados crecieron un 19,1% (19,0% cc) en relación a 2013 y han alcanzado 662,8 millones de euros.

grifols ingresos


El beneficio neto de Grifols ha aumentado un 36,1% hasta alcanzar 470,3 millones de euros. Representa el 14,0% de los ingresos del grupo y una mejora de 140 puntos básicos frente al 12,6% de 2013. Por su parte, el beneficio neto ajustado, que excluye los costes no recurrentes y asociados con las recientes adquisiciones, la amortización de los gastos financieros diferidos relacionados con la refinanciación y la amortización de intangibles asociados a adquisiciones, se situó en 597,9 millones de euros. Supone el 17,8% de los ingresos y un crecimiento del 32,8% comparado con el año anterior.

La deuda financiera neta de Grifols se situó en 3.235,7 millones de euros en diciembre de 2014, incluyendo los
1.500 millones de dólares adicionales correspondientes a la adquisición de la unidad de diagnóstico transfusional.
La fuerte apreciación del dólar frente al euro durante el ejercicio ha impactado en las cifras reportadas, ya que la mayor parte de la deuda financiera de la compañía está referenciada en dólares.

En este sentido, el ratio de deuda financiera neta sobre EBITDA ajustado1 se ha situado en 3,01 veces, frente a las 2,28 veces reportadas en diciembre de 2013, si bien disminuye hasta 2,71 veces sin considerar los efectos de la variación del tipo de cambio. 

La importante generación de caja y la continua reducción de la deuda permitieron a la compañía realizar de forma
exitosa la refinanciación global de su deuda por importe de 5.500 millones de dólares (4.075 millones de euros) en
el primer trimestre del ejercicio.  

Si quiere consultar todos los análisis y recomendaciones sobre Grifols, consulte su ficha



grifols resultados 2014