Gamesa, líder tecnológico global en energía eólica, ha firmado un acuerdo con el grupo eléctrico PGE Energia Odnawialna (PGE EO), filial de renovables de la compañía estatal polaca de energía PGE, para la venta de un parque eólico de 60 MW.

Gamesa  suministrará e instalará 30 aerogeneradores Gamesa G90-2,0 MW en el parque eólico, actualmente en construcción, ubicado en el área de Kuczbork-Osada, entre Żuromin y Lubowidz en el distrito de Zuromin, en la provincia de Mazowsze.

El traspaso del activo, según el acuerdo, se hará efectivo una vez se haya puesto en marcha el parque, previsto para el segundo trimestre de 2012.

La venta de este parque refuerza la actividad de promoción y venta de parques de Gamesa en Europa del Este y, concretamente en Polonia, donde la materializado ventas de proyectos en los últimos meses -alguno de ellos con PGE EO- y donde, en la actualidad, dispone de una cartera de parques eólicos, en diferentes fases de desarrollo, de 768 MW, de los que 108 MW están en fase de construcción.

En otros países de Europa del Este, como Rumanía y Bulgaria, la compañía gestiona una cartera total de más de 1.100 MW. 

Por su parte, PGE está incrementando su presencia en energías renovables. Además, esta operación se enmarca en la política energética polaca en energías renovables y seguridad energética.

Sobre Gamesa (www.gamesacorp.com)

Más de quince años de experiencia y la instalación de 22.000 MW en una treintena de países consolidan a Gamesa como uno de los líderes tecnológicos globales en la industria eólica en el mundo. Su respuesta integral en este mercado incluye el diseño, construcción, e instalación de aerogeneradores, junto a la gestión de servicios de operación y mantenimiento, que realiza en cerca de 14.000 MW. 

La compañía cuenta con una treintena de centros productivos en Europa, Estados Unidos, China, India y Brasil y una plantilla internacional de 8.000 personas.

Gamesa es también referente mundial en el mercado de la promoción, construcción y venta de parques eólicos, con más de 4.100 MW instalados y una cartera de más de 24.500 MW en diferentes fases de desarrollo en Europa, América y Asia.