El fabricante de aerogeneradores ganó 138 millones de euros en el primer semestre del año gracias al aumento de los pedidos.
 
En estas cifras se ha incluido un ajuste de algo más de 13 millones de euros por la consolidación de su filial francesa de energía eólica marítima Adwen que ha tenido que asumir para fusionarse con la unidad de renovables de Siemens. Esta operación creará la mayor compañía eólica del mundo.

Gamesa resultados


Tras la fusión los accionistas de Gamesa tendrán un 41% de la nueva compañía y Siemens un 59%. Adicionalmente, como parte de la transacción, los accionistas de Gamesa recibirán un dividendo extraordinario en metálico de 3,75 euros por acción, del que se descontará cualquier dividendo recibido por los accionistas de Gamesa desde el anuncio del acuerdo hasta su materialización. El pago de este dividendo extraordinario será financiado por una aportación en efectivo de Siemens, como parte de su contribución, de 1.047  millones de euros.

La compañía continuará cotizando en España y tendrá su sede social en Zamudio, con el centro operativo onshore en España y el offshore en Alemania y Dinamarca. La transacción, cuyo cierre se espera a final del primer trimestre de 2017.

Independientemente de la operación corporativa, en el segundo trimestre –dicen en la compañía- se han mantenido las tendencias de crecimiento y fortaleza comercial, con lo que se ha cerrado este periodo con cifras récords en pedidos, ventas y rentabilidad del negocio. Los ingresos crecieron un 33% hasta alcanzar 2.192 millones de euros en el periodo.
Por esa razón, la empresa ha optado por mejorar su guidance –previsiones- para el conjunto del ejercicio. Ahora esperan que EBIT recurrente supere los 430 millones de euros, comprometidos para 2016

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Gamesa y Siemens crearán la mayor eólica del mundo.