Dentro de la categoría de fondos de Renta Variable los del sector energético han atraído a un gran número de inversores en los últimos años efecto de un considerable crecimiento tanto de sus volúmenes de patrimonio bajo gestión así como de sus rentabilidades. 

No obstante cabe destacar, que el encarecimiento de las materias primas vivido en los últimos dos años ha hecho que dichas rentabilidades se contuvieran durante el último ejercicio. Entre la amplia oferta de fondos dedicados a este tipo de productos, conviene observar algunos de los que obtuvieron mayores rentabilidades en los últimos años.

Uno de ellos, es el Ibercaja Petroquímico A FI. Este fondo tiene una exposición de al menos un 75% en activos de renta variable emitidos por empresas cuyo objeto social es la explotación, producción, refino y distribución de petróleo, gas y sus derivados. Así mismo, el fondo invierte parte de su exposición en empresas del sector químico incluyéndose empresas petroquímicas, agroquímicas, químicas especializadas y de gases industriales. Su rentabilidades acumulada a lo largo del último año fue del -1,52%. Mayores rentabilidades se pueden observar aplicando temporalidades más largas. Así, a tres años su rentabilidad llegó al 3,68%, mientras que a cinco años alcanzó el 11,51%. Principalmente distribuye su cartera en materiales básicos (29,96%) y Energías (62,39%). Con un número total de 56 acciones en cartera, sus mayores posiciones están entre Reino Unido (en compañías como BG Group PLC) y Estados Unidos (valores como Exxon Mobile Corp).

Otro fondo a tener en cuenta es el SSga Energy Index Equity Fund P USD. Su objeto es seguir el rendimiento de las acciones incluidas en todo el sector de la energía. Con el fin de alcanzar tal objetivo, la cartera se compone principalmente de acciones y State Street Global Advisors SA. El 97% de las posiciones del fondo, están dentro del sector de la energía. Al igual que el anterior, este fondo divide la mayor parte de su cartera entre Estados Unidos y Reino Unido. Su rentabilidad acumulada en el último año fue del -1,47%. De nuevo, demostró la mayor rentabilidad a tres años (0,84%) cinco años (10,71%).

Cabe señalar el AXA World Funds Framlington Junior Energy A Capitalisation EUR. El fondo está dirigido a inversores que buscan un crecimiento de capital a largo plazo en Euros a partir de una gestión activa de la cartera de acciones que cotizan, títulos relacionados con la renta variable e instrumentos derivados. Se basa en la inversión permanente de un mínimo de dos tercios del total de los activos en compañías pequeñas y medianas del sector de la energía que cotizan en bolsas de todo el mundo. Su rentabilidad en el último año fue del 1,76%, mientras que a tres años obtuvo una tasa negativa del 1,42%. Su mayor rentabilidad la obtuvo a cinco años, alcanzando el 18,22%. El fondo divide su cartera fundamentalmente entre Estados Unidos y Canadá (en activos como Whitecap Resources Inc) aunque también tiene posiciones en países como Irlanda, Malasia o Noruega.

El Invesco Energy Fund C Acc invierte en una cartera internacional de compañías de energía, la mayoría de las cuales son grandes petroleras, servicios energéticos, compañías que producen o explotan yacimientos de petróleo o gas, así como empresas que desarrollan fuentes energéticas alternativas. Con un número total de 38 acciones en cartera, Distribuye casi la totalidad de su cartera en empresas estadounidenses, como Chevron Corp, Occidental Petroleum, o Halliburton company aunque tambiénen la compañía suizaWeatherford International Ltd
En el último año acumula una rentabilidad 1,13%. A cinco años, acumula una rentabilidad 10,30%

Por último, cabe destacar el LO Funds Global Energy I. Con un número total de 49 acciones diferentes en cartera, el fondo distribuye ésta entre Estados Unidos, Canadá e Italia. Su rentabilidad a tres años fue del 1,67%.