Ayer Fich rebajó la calificación de la deuda de OHL, desde BB- a B+, un escalón, con perspectiva negativa.
 
La agencia  ha centrado su nota en los riesgos de construcción del grupo controlado por la familia Villas Mir y en las peores perspectivas de la compañía, según afirma el diario Expansión. La calificación de Fich está tres escalones por encima de la de Moody’s.

OHL está renegociando 19 proyectos que podrían generar más perdidas que alcancen los 300 millones de euros en dos años.

Además el grupo español se expuso al proyecto del túnel ferroviario bajo el Bósforo, en Turquía, arriesgándose a perder  300 millones de euros, aunque ahora, según la compañía, todo está en orden. La compañía ha llegado a una cuerdo con sus clientes turcos y han decidido cederle la obra a un subcontratista local, para reducir sus pérdidas en 100 millones de euros.