Dentro de un tono técnico envidiable, en máximos históricos y canalizado al alza desde los mínimos de 2014, alcanza en zonas de 26 euros niveles referentes en la parte alta del canal alcista.

El soporte inmediato se sitúa en los mínimos de las últimas sesiones en 23,5 euros y algo más abajo en 22,4 euros.

Recomendación:  mantener

Grifols