MADRID, 21 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Eduardo Faus, analista de Renta 4, repasa al Ibex 35 al comienzo de la semana y resalta que nuestro selectivo arranca hoy lunes con niveles de soporte y resistencia bien delimitados “entre los 10.420 puntos, nivel que viene resistiendo los envites bajistas desde el viernes 11 de julio, y los 10.685 puntos, donde ha encontrado resistencia, antes de la cual tiene unas intermedias en los huecos bajistas dejados en los 10.543 y los 10.669-10.642”.

Así las cosas, Faus se fija en varios valores interesantes de cara a esta semana. Este experto analiza Ferrovial y sostiene que la semana pasada rebotó en 15,15 euros, punto clave al representar la base del perfecto canal alcista desde mediados del año pasado. “Se puede apreciar en escalas lentas cómo la caída desde los máximos marcados en 16,2 euros ha provocado un incipiente corte bajista, que completa importantes divergencias bajistas desde 2013”, explica.
Lee aquí: ¿Qué está haciendo ahora la bolsa?
Por esto, el analista de Renta 4 subraya que “todo indica que se dispone a corregir de manera más importante en los meses inmediatos” y que el soporte más interesante está en los 13,75 euros. La recomendación para Ferrovial es venta parcial por debajo de 15,15 euros.
Renta 4: 'Grifols está mostrando síntomas bastante peligrosos'
Con respecto a Grifols, Eduardo Faus señala que, pese a que su estructura técnica se mantiene alcista, presenta síntomas “bastante peligrosos”. ¿Cuáles? “El precio confirma la perdida de la zona de los 35,5 euros, la cual se presenta clave en tanto en cuanto supone la base de la canalización alcista”, sostiene a la vez que recomendienda “vender o reducir posiciones por debajo de esa cota o incluso, infraponderar a los niveles actuales mientras se mantenga por debajo de los 42 euros, donde se produjo una falsa ruptura alcista”.
Pero más allá de ventas, el experto de Renta 4 cree que es momento de apostar por Iberdrola, que este miércoles presenta resultados. “La ruptura de los máximos de 2009 y 2010 en niveles de 5 euros abre el camino en el largo plazo hacia los máximos marcados en el año 2007 en 8 euros (descontando dividendos)”, sostiene Faus.
Para este analista, a medio plazo Iberdrola puede “apreciar una canalización alcista desde 2013 con base actual en zonas de 5,1 euros”, mientras que a corto plazo “su resistencia inmediata se sitúa en el hueco bajista dejado entre 5,47 y 5,55 euros”. En este escenario, Renta 4 apuesta por comprar acciones a la eléctrica, siempre con vistas a largo plazo.