Endesa pretende elevar su plan de inversiones en 1.000 millones de euros, alcanzando los 4.700 millones hasta el año 2019, con un crecimiento medio anual del 9%. La compañía ha afirmado que gastará aproximadamente 1.000 millones de euros en el 2016, 1.100 millones en el 2017 y 1.300 millones en el 2018.
 
Todas estas cifras han sido presentadas  por Enel, su empresa matriz italiana, durante una jornada anual celebrada en Londres.

BorjaPrado, presidente del grupo ha señalado que la digitalización es una de las palancas de eficiencia a través de la aceleración del uso de la factura electrónica, según la compañía. Endesa pretende contar con 3,7 millones de clientes digitales en el  año 2019 y que la cifra de ventas digitales suponga el 15% frente al 8% del ejercicio actual. Además, la sociedad quiere destinar las inversiones a proyectos de crecimiento en renovables y redes.

Endesa tiene entre planes la descarbonización de su mix en el 2050, el refuerzo de las redes, enfocarse en el cliente como fuente de crecimientoy avanzar en la eficiencia de todos sus negocios.

La compañía prevé que su EBITDA de este año será de 3.400 millones de euros, frente a los 3.039 millones del pasado año 2015. Con relación a la venta de la empresa, el consejero delegado de Enel, FrancescoStarace, ha afirmado que el grupo no tiene intención de vender la compañía o incluso reducir su participación en ella. Muchas firmas pretenden hacerse con el control de la empresa, pero Enel “no está interesado”.