La subasta del Tesoro Público celebrada este martes se salda con una colocación de 5.135,05 millones de euros en el mercado, ofreciendo rentabilidades más bajas en comparación con subastas anteriores y ahí es donde está la noticia. Y es que la sobredemanda ha relajado las rentabilidades en el caso de las letras a 6 meses, mientras que a más largo plazo, las de 12 meses, apenas han marcado cambios. 

En la subasta de este martes, el Tesoro colocó 1.355 millones de euros en letras a seis meses, con una demanda de 3.223 millones de euros, ofreciendo una rentabilidad marginal del 3,370%, menor que en la emisión previa. De hecho es la de menor cuantía desde junio del pasado ejercicio, en especial por el elevado interés de los inversores.  

Por otro lado, en las letras a doce meses, se adjudicaron 3.780 millones de euros, con peticiones que alcanzaron los 6.585 millones de euros, y una rentabilidad marginal del 3,423%.

El jueves 6 de junio, el Tesoro llevará a cabo una nueva subasta de bonos y obligaciones del Estado, donde espera colocar entre 5.250 y 6.750 millones de euros. Se emitirán bonos a 3 años, obligaciones con vida residual de casi 7 años, obligaciones indexadas a la inflación a 15 años y obligaciones a 30 años, cada una con su respectivo cupón.

Este evento marca el inicio de un mes crucial, ya que coincide con la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE) el jueves, donde se espera una posible rebaja en los tipos de interés, en 25 puntos básicos. 

Las decisiones de política monetaria, como la esperada rebaja de tipos por parte del BCE, tienen un impacto directo en las subastas del Tesoro.

En los últimos meses, el interés ofrecido a los inversores ha ido en aumento, en línea con las subidas de tipos. A pesar de esto, la demanda de deuda española ha seguido siendo sólida, especialmente por parte de los hogares, con una demanda conjunta que casi duplica lo adjudicado en la última subasta.

En anteriores subastas, los tipos de interés marginales de referencia se situaron en el 2,965% para bonos a 3 años, 1,335% para obligaciones indexadas a la inflación a 15 años y 4,002% para obligaciones a 30 años.

Hasta la fecha, el Tesoro ha emitido 95.113 millones de euros en deuda a medio y largo plazo en 2024, lo que representa el 54,9% de su programa de financiación para este año. La vida media de la deuda en circulación es de 7,96 años, con un coste medio del 2,159%.

En 2024, se prevé una reducción de las necesidades de financiación en comparación con 2023, con una emisión bruta estimada de 257.572 millones de euros. El Tesoro planea mantener la diversificación de la base inversora, así como impulsar la emisión de bonos verdes para fortalecer el mercado de finanzas sostenibles en España.

Análisis para invertir.

Registrate gratuitamente en Estrategias de Inversión y descubre las acciones más alcistas en bolsa en este momento. Precios ajustados , buenos fundamentales y tendencia alcista.

Algunos valores tienen un potencial del 50% en bolsa en estos momentos.