El Tesoro Español se ha colgado otro par de medallas hoy pues, como viene siendo tradición, ha colocado más deuda de la prevista (3.520 millones) y, además, ha pagado un mínimo histórico por las Letras a 3 meses.

El Tesoro acudía al mercado este martes con la intención de colocar entre 2.500 y 3.500 millones en deuda a corto plazo. Finalmente ha superado este máximo con la venta de 3.520 millones.

En concreto, colocó 920 millones de euros en Letras a 3 meses. Este monto está por debajo de los 1.070 millones que vendió en la anterior subasta de este papel, pero la elevada demanda, más de 3.5 veces la colocación, le permitió reducir la rentabilidad ofrecida a los acreedores a mínimos históricos del 0.295 % (frente al 0.324 % anterior).

En el papel a 9 meses vendió 2.590 millones, frente a los 1.990 millones que colocó en la subasta de estas Letras que realizó el mes pasado. La demanda alcanzó las 2.3 veces, desde las 2.5 anteriores, y la rentabilidad media se situó en niveles de 0.552 %, frente a 0.465 % anterior.

Tras la celebración de esta subasta, la prima de riesgo se ha ubicado en 171 puntos básicos y la rentabildad del bono español a 10 años ha subido al 3,05%, situándose por encima del 3% por segunda jornada consecutiva. Mientras, el Ibex 35 intenta mantenerse en terreno positivo subiendo un 0,14% hasta los 10.440 puntos.