La subasta de este jueves se ha centrado en bonos a cinco y diez años con un menor interés marginal que se relaja en todos los tramos. 
 
El Tesoro Público se ha visto beneficiado por la menor tensión de los mercados con respecto a Italia. En la subasta de deuda a largo plazo de hoy se han adjudicado 3.509 millones de euros con una notable rebaja de los intereses que tendrá que abonar España.

"Seguimos financiándonos a niveles baratos", aseguran los expertos de CM Capital Markets. "Son buenos ratios de cobertura y coloca el máximo de lo previsto". 

Así pues en los bonos a 4,3 años el Tesoro ha colocado 955 millones de euros , con vencimiento en enero de 2018, a un tipo de interés del 2,795% frente al 3.001% de mayo. Otros 1.380 millones de euros en bonos a cinco años, con vida hasta octubre de 2018, a un tipo que ha pasado del 3,477% registrado en septiembre al 3,128% actual. Y 1.180 millones de euros más en obligaciones a diez años. En este tipo de papel ha conseguido pagar la rentabiidad más baja en tres años, un 4,269% frente al 4,503% de la anterior subasta celebrada el 5 de septiembre. 

Dentro de los títulos a diez años, la demanda ha alcanzado los 2.301 millones, mientras que el nominal adjudicado se sitúa en 1.175 millones. 

BONO ESPAÑOL 10 AÑOS (FUENTE: BLOOMBERG)