El Tesoro español ha colocado deuda a largo plazo - 3 y 15 años - por un total de 3080 millones de euros, por encima del objetivo previsto. La demanda en el plazo más corto se ha reducido en tanto que el tipo de interés, es menor al de la última subasta.


El Tesoro español ha colocado deuda a 3 y 15 años por encima del objetivo previsto. En concreto, ha conseguido subastar letras a largo plazo por un total de 3080 millones de euros cuando el objetivo de colocación estaba entre los 2000 y los 3000 millones de euros.

Para el plazo más corto, con vencimiento en 2016, el organismo ha colocado 2060 millones de euros a una rentabilidad media del 2.225%, por debajo del 2.636% de la anterior subasta. La demanda ha sido elevada, de 2.3 veces, pero inferior a las 3.3 veces de la operación previa.

En el caso del vencimiento en 2028, el Tesoro ha venido 1016 millones de euros a una rentabilidad media en niveles de 4.809% y una demanda de 2.7 veces. José Luis Martínez, estratega de Citi en España destaca el "elevado apetito inversor que se ha visto impulsado por el contexto de los mercados".