MADRID, 06 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- El precio de la vivienda usada ha registrado una caída del 44,4% en los últimos siete años, después de que alcanzara el valor máximo histórico en abril de 2007 con un precio del metro cuadrado de 2.952 euros.El estallido de la burbuja inmobiliaria cambió la tendencia en un país muy vinculado al ladrillo. Y desde entonces no se han parado de registrar caídas ejercicio tras ejercicio. Un informe elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa refleja que el precio actual de vivienda de segunda mano se sitúa en 1.641 euros por metro cuadrado.
Esta caída se ha acentuado en varias comunidades autónomas en las que el descenso en el precio de vivienda usada se ha situado por encima del 45%. En este sentido, La Rioja, con una caída del 55,1%, y Castilla La-Mancha, con una caída del 49,8%, son las comunidades autónomas españolas donde más se ha reducido este precio desde 2007. Las siguen de cerca Aragón con una caída del 49,6%, Navarra (-49,4%) y Murcia (-48,4%).
La caída interanual, que se ha situado en un 7,5%, abre la puerta a una posible recuperación del sector. El año pasado esta caída fue del 10%.
"El mercado inmobiliario español ofrece muy buenas oportunidades en estos momentos. La desvalorización en casi un 45% del precio de la vivienda explica que muchos extranjeros y españoles con liquidez estén invirtiendo en este sector, lo que se está traduciendo en un ligero repunte de las compraventas y en una desaceleración de la caída de los precios", ha explicado la responsable de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio.
"Pero la mayoría de los españoles sigue teniendo muchos problemas para acceder a una casa debido a la pérdida de poder adquisitivo, la falta de financiación y los altos niveles de desempleo", ha añadido Toribio.
RECUPERACIÖN EN VARIAS COMUNIDADES
Sin embargo, cinco comunidades autónomas han registrado subidas en el precio de la vivienda en el mes de julio. En Galicia se ha llegado a pagar un 1,9% más por el metro cuadrado, mientras que en Cataluña o Aragón este aumento se ha situado en un 1,5% y 1,2%, respectivamente.Aunque el aumento de haya producido en regiones muy localizadas (en 12 comunidades los precios han seguido cayendo en julio), la desaceleración de las caídas y el registro en la subida de los precios en determinadas comunidades autónomas hace prever una recuperación de la industria del ladrillo en España.