Dicho y hecho. Apenas unos minutos después de que la CNMV hubiera anunciado que había pocas posibilidades de que el Banco Popular volviera a cotizar en la bolsa de Madrid tras el rescate del Santander, el Comité Asesor Técnico del Ibex se ha adelantado para decir que su exclusión se producirá en solo un día.

A partir del jueves, el Popular termina su aventura en bolsa. Será excluido de negociación y el Ibex 35 quedará provisionalmente compuesto por 34 valores. (Santander compra Popular por un euro)

En la nota, el CAT apunta que “el ajuste del citado índice, se realizará al cierre de la sesión del día 7 de junio. - Teniendo en cuenta la resolución del FROB, el precio técnico de exclusión del valor del índice será cero”. Este precio confirma que los accionistas del Popular han perdido ya el 100% de su inversión. (Banco Popular es la excepción que confirma la regla de la banca)

De esta forma, se acaba la historia de un banco que fue fundado en 1926 y que durante muchas décadas fue considerado uno de los bancos más solventes y, sobre todo, el más eficiente de toda Europa. Su política de control de costes y su capacidad para no involucrarse en negocios muy arriesgados le hicieron granjearse la fama de un banco conservador.

Todo ese bagage quedó en la nada cuando en plena expansión económica e inmobiliaria en España, el banco se lanzó a financiar el negocio del ladrillo. Apenas nueve años después de la explosión de la burbuja en nuestro país, el Banco Popular no ha tenido más remedio que ser rescatado  por uno de sus mayores rivales en España, el Santander.

La decisión de excluir al Popular de bolsa se toma justo en el día en el que el Comité celebra una reunión ordinaria en la que se iba a analizar  si se tomaba la decisión de variar la composición del selectivo español, o no. El consenso no esperaba cambios, aunque la compra del Popular por parte del Banco Santander ha venido a dar un vuelvo a la situación.

Hasta el momento, los analistas barajaban la posibilidad de que, en el caso de que el CAT realizara algún cambio, sería la inmobiliaria Colonial la que tenía más posibilidades de pasar a formar parte del selectivo español. Entre las señaladas para abandonar el índice, Indra y Viscofán.