"Hay varios frentes abiertos que están creando incertidumbre y miedo entre los inversores", reconoce Eduardo Vicho, analista independiente. 

"Esos factores son las elecciones anticipadas en Grecia; en segundo lugar, los datos que hemos conocido de Rusia; y luego también la caída del petróleo. Por el lado positivo, tenemos un Dow Jones por encima de los 18.000 puntos y, por otro, todos los inversores confían en que el BCE, tres días de las elecciones griegas, adopte medidas.

Esta mañana se ha dado a conocer, además, el IPC Adelantado y se confirma en el -1,1%. Según el analista, “apenas está teniendo impacto en el mercado y el dato está pasando a un segundo plano”.

¿Qué espera del mercado en 2015?
“El mercado tiene muchas esperanzas puestas en el BCE. Ya desde hace se descontaba su actuación en 2015 y lo sucedido con Grecia puede ser el argumento clave para ello. Por esto no estamos viendo caídas más importantes en los índices. El BCE puede llegar a ser contundente”.



*Declaraciones a Radio Intereconomía