En concreto, el INE había anticipado una inflación del 0,3% anual y del 0,1% mensual, que también se queda finalmente una décima por debajo hasta el 0%. Es decir, el repunte de los precios es menor a lo esperado hace dos semanas.
Por su parte, La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuye una décima hasta el 0,8%, con lo que se sitúa seis décimas por encima de la del IPC general.
El IPC interanual suma cinco meses consecutivos de incrementos después de haber aumentado una décima en mayo
La subida interanual del IPC en septiembre se debe al aumento de los precios de los carburantes (gasoil y gasolina) y de la electricidad, frente al descenso que experimentaron en igual mes de 2015.
Con el repunte de septiembre, el IPC interanual suma cinco meses consecutivos de incrementos después de haber aumentado una décima en mayo, dos décimas en junio, otras dos en julio, cinco en agosto y ahora tres décimas en septiembre.
Sólo en cuatro de los últimos 27 meses se han registrado tasas interanuales positivas del IPC. El último mes en el que los precios registraron una tasa más habitual para la economía española fue el de agosto de 2013, cuando el IPC se situó en el 1,5%.
La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima en septiembre, hasta el 0,8%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,0%, tres décimas más que en agosto.
GASOLINA, LUZ Y HOTELES IMPULSAN LOS PRECIOS
Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de septiembre al comportamiento del transporte, que elevó su tasa casi dos puntos respecto a agosto, hasta el 0,0%, debido al encarecimiento de los carburantes y lubricantes.
También influyó el grupo de vivienda, que incrementó más de 1,5 puntos su tasa anual, hasta el -2,8%, por la subida de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y el gas.
Otro grupo que contribuyó al repunte del IPC en septiembre fue el de los hoteles, con una tasa interanual del 1,1%, casi un punto superior a la de agosto, después de que sus precios se hayan reducido en el noveno mes del año menos de lo que lo hicieron en septiembre de 2015.
En el lado de los descensos destacaron los alimentos, que redujeron su tasa un punto, hasta el 0,8%, por el abaratamiento de las frutas frescas, las legumbres y las hortalizas frescas, los aceites y el pescado fresco. Asimismo, el ocio y la cultura recortó más de 1,5 puntos su tasa interanual, hasta el -1,5%, por la bajada de los precios de los viajes organizados.

LA LUZ SUBE EN SEPTIEMBRE, PERO BAJA EN EL AÑO
El recibo de la luz experimentó en septiembre su quinta subida mensual consecutiva, con un repunte del 1,2%, si bien acumula una bajada del 8,1% en los nueve primeros meses del año con respecto al mismo periodo de 2015.
Este incremento se suma al del 0,8% registrado en agosto, así como a los del 1,3% de julio, el 8,3% de junio y el 0,7% de mayo, con lo que la factura rompe en esta segunda mitad del ejercicio con la tendencia a la baja de los primeros meses del año. En concreto, el recibo cayó en los meses de enero (-10,6%), febrero (-6,5%), marzo (-0,4%) y abril (-3,1%).