MADRID, 26 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- La nueva reforma fiscal que aprobará el Gobierno contempla un recorte de deducciones en el Impuesto de Sociedades que hará que el tipo efectivo por el que tributan las grandes empresas deje de ser un 9% para situarse en torno al 11-12%, es decir, un 30% más, según han señalado fuentes del Ministerio de Hacienda en informaciones recogidas por el rotativo Expansión.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido que las empresas que ingresan más de 60 millones de euros al año tienen un tipo efectivo del 9%, mientras que en las consolidadas, este tipo se reduce al 4%. El Gobierno pretende que el tipo efectivo en este tipo de compañías aumente entre dos y tres puntos con los aspectos que introduce la reforma, por lo que aumentaría al 12% en el caso de las grandes empresas no consolidadas y a cerca del 7% en las que sí se han consolidado.

Además, Montoro señaló ayer miércoles ante el Congreso que durante el mandato socialista, pasaron de recaudarse 42.000 millones de euros por tipo efectivo a 16.000, lo que según el ministro, supuso pasar de un tipo efectivo de cerca del 16% en 2004 a un 3,4% en 2011.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

El proyecto de Ley de los Presupuestos del Estado de 2014 y la memoria de la Agencia Tributaria reflejan que los grupos consolidados tributaron en España un 4% de media, frente al tipo nominal del 30% del Impuesto de Sociedades y el 25% para las pymes.

Bolsamanía volverá con “Consulta al analista” el próximo miércoles, 2 de julio, con Borja Muñoz, day trader y autor del libro "Day trading. En una semana". Si quiere enviar sus preguntas tan sólo es necesario que escriba un e-mail a [email protected]

G.D.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí